Zárate explicó cómo se combate en ER la “trata de personas” y habló de controles por “prostitución callejera”

0
3

Zárate [1600x1200]Visitó esta semana el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, con sede en Crespo, el Crio. Insp. José Zárate, jefe de la División Trata de Personas de Entre Ríos, quien en diálogo con El Observador comentó acerca de las tareas que lleva adelante su gestión, explicó sobre cómo fueron eliminando los prostíbulos en la provincia y habló de cómo actúan ante la “prostitución callejera”. El funcionario calificó de “fructífero” el trabajo desarrollado por la División y destacó que “es importante tener una política de Estado que nos ha dado oportunidades de mantener una línea de trabajo, siendo esta provincia pionera en cuanto a la lucha contra la trata de personas”.

– ¿Quedan aún prostíbulos en la provincia?

– En nuestra provincia logramos desbaratar 100 prostíbulos, locales que se podrían tomar como puntos de inicio de posibles casos de trata. Más allá de que hoy tengamos algunas situaciones, camufladas dentro de otras actividades comerciales, seguimos bregando para que Entre Ríos tenga “Cero Prostíbulos” y “Cero Trata de Personas”. En cada uno de esos establecimientos clausurados, en especial los que estaban localizados en la Autovía N° 14, había entre 15 y 20 mujeres, muchas de ellas del norte argentino, las cuales se iban moviendo y rotando acorde a las necesidades que tuvieran en el mercado. Indudablemente las regiones de mayor desarrollo eran las ciudades turísticas, las zonas portuarias y petroleras, donde se había permitido el asentamiento de este tipo de prostíbulos, pero esto fue cambiando, gracias a las nuevas disposiciones y marcos legislativos vigentes.

– ¿Creen que hay muchos prostíbulos camuflados…?

– Hay gente que aprovecha para atraer clientes con la figura de las mujeres. Hablamos de cabarets, whiskerías, pooles y bares, donde hoy puede llegar a aparecer la oferta sexual de algunas mujeres, que dada la necesidad, brindan sus servicios en dichos espacios. Tenemos también algunas situaciones de prostitución, encubiertas en otra actividad, lo que está dentro de lo que es la órbita privada, o sea, no hay nadie más detrás de eso, sino que es un emprendimiento propio de la persona. Hay que recordar que la prostitución no está prohibida en Argentina, siempre que no se explote a terceros. Si son iniciativas privadas, no se penaliza, pero se toman los resguardos necesarios para que ninguna otra persona tome de eso participación o algún tipo de rédito económico.

– Siempre se habla de que hay un gran movimiento económico detrás de la prostitución, de la trata…

– El de la trata, es considerado el segundo delito en cuanto a las ganancias que genera y sobre el cual se desconocen muchas cuestiones. Cualquier integrante de los distintos estamentos sociales está proclive a caer en estas peligrosas redes. El comercio del ser humano viene desde antaño y no ha perdido consistencia en el tiempo; después de la droga, hoy por hoy es el que más dinero genera, ya sea en la facilitación, prostitución y explotación de mujeres, niñas y adolecentes y luchamos para erradicarlo. Estamos hablando de una esclavitud encubierta en pleno siglo XXI.

– ¿Cuál es el accionar de la policía en relación a la prostitución callejera?

– En Paraná, mayormente tenemos afluencia de gente de Santa Fe. Nosotros controlamos en cuanto a los lugares en que se ubican y fundamentalmente la edad, ya que tratamos de que no confluyan menores en esta práctica. Buscamos garantizar el normal desenvolvimiento dentro de lo que es la noche y que no se generen disturbios ni aparezcan proxenetas alrededor de esta actividad, siempre en un marco preventivo.

– Desde hace muchos años, el Parque Industrial de Paraná es el lugar elegido… 

– Allí, hay mucha afluencia de lo que es el travestismo y también las “chicas de la noche”. Están allí, porque hay alguien que consume eso… Somos un país consumista, aunque no se quiera decir, pero se ve y si hay demanda, hay oferta…

– ¿No pueden ser mujeres que estaban en los prostíbulos?

– La mayoría trabaja por cuenta propia. No se ha podido comprobar posibles casos de trata y explotación. Igualmente nosotros no descartamos nada, siempre la investigación está abierta y al momento de surgir alguna situación de esas, es el juez quien va a delinear las acciones correspondientes, ya sea con escuchas y otros estados de sospechas alrededor de estas personas…

– ¿Reciben muchas denuncias?

– Nosotros tenemos muchas denuncias, las cuales se van descartando a medida que se investiga y que cada tanto aparecen, a través del numero gratuito 145, que es una línea abierta las 24 horas los 365 días del año. Allí se puede dejar la denuncia anónima y acorde a la jurisdicción, se canaliza a los juzgados federales correspondientes, que nos participan después a nosotros, mediante un oficio para que en un plazo abramos la investigación…En la provincia, se puede llamar al 911, a nuestra oficina (0343- 4374726) o a la autoridad policial más cercana. También para consultas tenemos una dirección de mail, que es tratadepersonas.per@gmail.com

– ¿Cuál es la zona más conflictiva?

– En la provincia, el de la ruta 14 fue corredor latente por el tránsito que tiene, por la afluencia artística, por ser zona de frontera… En el corredor de Paraná lo que más nos inquieta es mantener “a raya” el tema de prostitución que aparece en la zona del Parque Industrial y de la Terminal de Ómnibus, pero no tenemos una ruta determinada para posibles casos de trata.

– ¿Cómo es el accionar en el caso de detectarse un caso de trata?

– Hay protocolos de asistencia que se maneja desde la Oficina de Asistencia a la Víctima. Nosotros hacemos la parte operativa, en cuanto a los autores y ellos se hacen cargo de las personas afectadas, que quedan a su resguardo. Se dispone de una protección para establecer los protocolos de no revictiminización, garantizando a la persona poder declarar en condiciones normales para establecer la culpabilidad de los autores…

– ¿Hay muchos condenados?

– Hubo varias causas en relación a este delito y más de 20 juicios para proxenetas o personas que manejaban los prostíbulos. Y en cuanto a las mujeres que eran sometidas, la mayoría fue llevada a sus lugares de orígenes y otras quedaron residiendo en la provincia, haciendo su vida normal, integrándose a la comunidad entrerriana…

– ¿Hay venta de órganos en la provincia?

– En nuestra provincia no hemos detectado ningún caso de esas características. También la trata abarca lo que son los matrimonios serviles, por conveniencia, que es la esclavitud acordada, que está contemplada en la ley. Lo mismo el trabajo en condiciones indignas, que también se puede tomar como un caso de trata de personas…

– ¿Cuántas personas desaparecidas hay hoy en Entre Ríos y que podrían tener relación con casos de trata?

– En la provincia hay alrededor de 10 personas que no aparecieron hasta el momento, entre los que podemos contar el caso de la familia Gil de Crucesitas 7°, el de “Pocho” Morales (San Jaime de la Frontera), de la joven Fernanda Aguirre (San Benito), que están como desaparecidos pero no como víctimas de trata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here