¿Ya se vacunó para prevenirse contra la próxima gripe?

0
0

Con el inicio del mes de marzo comenzó en la provincia la vacunación contra la gripe, para lo cual se cuenta con solo 20.000 dosis para cubrir la demanda entrerriana y se espera la llegada de otro cupo de igual cantidad, para prevenir que la enfermedad se masifique en la próxima temporada invernal. El Dr. Matías Tonellier, coordinador de Salud Municipal de Diamante y especialista del Centro Familiar Cristiano de Crespo, dialogó con El Observador acerca de la importancia de vacunar a la mayor cantidad de personas posibles, especialmente a aquellos que por la edad o su cuadro clínico son más vulnerables a contraer el virus. El profesional sostuvo que “la Gripe es causa de hospitalización y muerte, sobre todo en los grupos que tienen alto riesgo de sufrir las complicaciones de esta infección viral, entre los que se puede destacar a niños pequeños, embarazadas, ancianos y enfermos crónicos. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, estas epidemias anuales causan de 3 a 5 millones de enfermos graves y de 250.000 a 500.000 muertes cada año. Aún en los países industrializados, la mayoría de los fallecimientos asociados a la gripe se produce en personas mayores de 65 años. Esta patología tuvo mucha repercusión en el 2009, cuando se registró la primera pandemia de gripe de este siglo, según las características epidemiológicas y de transmisión del virus influenza A H1N1. En Argentina, ese año hubo cerca de 10.000 casos confirmados y más de 500 defunciones, por lo que los sistemas de prevención se intensificaron. Atendiendo estos antecedentes, el Ministerio de Salud de la República Argentina incorporó en 2011 la vacuna antigripal al Calendario Nacional, destinada a la población con mayor riesgo de morbilidad y mortalidad”.

Tonellier explicó que el objetivo de la vacunación es disminuir la incidencia, internación, complicaciones, secuelas y mortalidad por virus de Influenza en la población de riesgo y agregó: “Las dosis están indicadas en niños de 6 a 24 meses de edad, en madres de bebés menores a 6 meses, embarazadas, pacientes de 65 o más años, personas de entre 2 y 64 años que padezcan enfermedades respiratorias, cardíacas, algún tipo de inmunodeficiencia o trastornos oncohematológicos y personal del ámbito de la salud”. En cuanto a los intervalos y frecuencia con que deben aplicarse las dosis, el médico señaló: “A partir de los 6 meses de vida y hasta los 8 años inclusive, se deben administrar 2 dosis con un intervalo mínimo de 4 semanas, si no hubiera recibido anteriormente ninguna dosis de vacuna trivalente cepa 2011. Por otra parte, los menores de 9 años que hubieran recibido al menos una dosis de dicha vacuna antigripal, deberán recibir sólo una dosis. A los mayores de 9 años una sola dosis y obviamente que en caso de dudas por alguna patología en particular que tenga una persona, sobre todos los abuelos, se sugiere consultar al médico de cabecera”. Asimismo, comentó que en la mayoría de las ciudades se está vacunando a través de los hospitales, debido a que los centros auxiliares de atención primaria no cuentan con heladeras que cumplan las especificaciones necesarias para el almacenamiento y conservación de las dosis.

Si bien el objetivo primordial es cubrir los grupos de riesgo, es importante que todas aquellas personas que tengan la posibilidad de aplicarse la vacuna lo hagan, para evitar la propagación y el contagio. “Todos los años la mayoría de la gente debería poder aplicarse la vacuna, porque las sepas del virus van cambiando”, dijo el facultativo.

En igual sentido, sostuvo que “también hay otros grupos de trabajo, como personal penitenciario, docentes y demás, que si bien no está indicado formalmente que deben vacunarse, sería de suma importancia que lo hagan si tienen la posibilidad. La gripe se contagia a través de vías respiratorias y cuando un paciente con gripe está en un lugar hacinado o con poca ventilación, muchos otros pacientes sanos van a contraer el virus. Por eso se aconseja a las mamás que no manden a sus hijos a las escuelas cuando les ha sido diagnosticado un cuadro respiratorio gripal, ni que los empleados vayan a trabajar si comparten horas con otros compañeros. Y ante la existencia de un posible contagio, es recomendable siempre toser en el ángulo del brazo y lavarse seguido las manos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here