Welschen: “Ha sido una bendición ser maestra, trabajar de lo que uno ama y más aún poder desempeñar mi labor en la zona rural”

0
5

COLONIA CELINA-alumnos escuela Colonia Celina-2013El jueves 5 de septiembre en el Consejo General de Educación, se entregaron los premios “Maestro ilustre entrerriano Manuel Antequeda”, quedando el máximo galardón para la docente concordiense Alba Loureyro.

A su vez en la jornada también se destacaron los docentes ilustres y por el departamento Paraná, fue elegida Ángela Aurora Welschen (53), directora y maestra de la Escuela Nº 46 Olegario Víctor Andrade de Colonia Celina.

En diálogo con El Observador la docente agasajada, contó que “hace 29 años y medio que doy clases y no tengo palabras para expresar la emoción que siento por recibir este premio, además fue inimaginable, porque uno trabaja para y por los niños, tratando de mejorar cada día y dando lo mejor de sí. Y este reconocimiento es una gran satisfacción del cual tuvo mucho que ver la supervisora escolar que presentó ante las autoridades correspondientes mi trayectoria al frente del aula”. Welschen viaja 15 km diariamente por camino de tierra desde La Picada, su lugar de residencia, hasta el establecimiento educativo, que cuenta con 4 docentes y una matrícula de 25 alumnos que comprende desde el nivel inicial hasta el 6to. grado, quienes además concurren al comedor escolar. “Siempre ha sido mi objetivo ampliar las posibilidades para nuestros chicos, que tengan actividades para compartir, ya que en esta zona no hay clubes y hay una pequeña placita con juegos únicamente. El pueblo, y con dolor lo digo, está bastante deshabitado y la escuela en una zona desfavorable, pero con los padres y los miembros de la cooperadora que también son vecinos, trabajamos en conjunto para concretar nuestros proyectos. Ha sido una bendición ser maestra, trabajar de lo que uno ama y más aún poder desempeñar mi labor en la zona rural” destacó la docente, quien además señaló que el reconocimiento recibido, fue también gracias al esfuerzo que hicieron sus padres ya fallecidos, que le permitió dedicarse al estudio. “Es una carrera que amo y la volvería a elegir y en ese transitar por diferentes escuelas he conocido a muchas personas, a quienes también les agradezco que me hayan acompañado en mis proyectos, al igual que a las docentes de la escuela y especialmente al cariño que recibo de mis alumnos. A todos ¡muchas gracias!”.