Victoria: Condenaron a 12 años de prisión a acusados de violar a una adolescente

La menor luego de ser violada, se descompuso y logró muy maltrecha vestirse y llegar hasta su casa, donde contó lo sucedido a sus padres. Los médicos lograron extraer muestras genéticas de los acusados que fueron fundamentales.

El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay condenó a dos trabajadores del Casino de Victoria a 12 años de prisión. Los encontró responsable de la violación de una menor de 16 años.Los jueces Dardo Tortul, Dario Crespo y Roberto Cadenas encontraron culpables a Federico García y Andrés Ojeda del delito de Abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas.

Para el tribunal, luego de producirse el debate a puertas cerradas por la característica del delito investigado, con el aporte de testigos, la víctima, las pruebas incorporadas, sumado a los alegatos de las partes, entendió que estaban acreditados los delitos endosados a los dos acusados oriundos de la ciudad de Victoria.

A los denunciados de entre 30 y 35 años se los encontró responsables del hecho sucedido en la madrugada del 13 de diciembre de 2017 en la localidad de Victoria.

Se pudo reconstruir como real la denuncia formulada por la víctima de 16 años que dio cuenta que los dos hombres la pasaron a buscar en un auto y luego de tomar cerveza, la llevaron hasta la casa de García en calle 33 Orientales.

Una vez en el interior, a la víctima le siguieron dando bebidas alcohólicas hasta que García llevó a la habitación a la menor con quien mantuvo una relación sexual en forma consentida, sin embargo un rato después este hombre apagó la luz del dormitorio y permitió que ingresara Ojeda e intentara mantener una nueva relación sexual.

La víctima aturdida comprendió que la otra persona pretendía someterla y pese al rechazo y resistencia, igualmente avanzó con sus bajos instintos.

A los gritos la menor les imploró a los dos hombres no seguir adelante con el plan para abusarla sexualmente, sin embargo los acusados lograron cumplir con su objetivo.

La menor luego de ser violada, se descompuso y logró muy maltrecha vestirse y llegar hasta su casa, donde contó lo sucedido a sus padres.

Inmediatamente los familiares radicaron la denuncia y los médicos lograron extraer muestras genéticas de los acusados que fueron fundamentales.

Los jueces además dieron validez a los testimonios que solidificaron «la situación de violentación e irrupción ilegítima en su esfera de libertad sexual por parte del imputado Ojeda, en ocasión de llevar adelante una relación de índole sexual consentida con el imputado García, quien luego de apagar la luz, se corriera de lugar, permitiendo el ingreso de Ojeda y posterior acceso carnal a la víctima, concierto delictivo este llevado a cabo, sin que ella hubiera consentido».

Además, el aporte del equipo interdisciplinario de la justicia dio cuenta que el testimonio de la víctima fue creíble y no tuvo fisuras.

Como dato no menor, se tuvo en cuenta las groseras contradicciones en que incurrieron ambos co-imputados, por lo que se avaló la hipótesis del fiscal Gamal Taleb de reclamar la condena efectiva.

De esta manera, el tribunal dispuso condenarlos a la pena de 12 años de prisión efectiva, pero mantenimiento las medidas restrictivas ya impuestas, sumado a la obligación de presentarse semanalmente ante la Unidad Fiscal de Victoria y, con más la prohibición de salir del país.

La sentencia se ejecutará, una vez que el pronunciamiento del tribunal quede en firme, luego de la posibilidad de que los condenados acudan a una etapa superior, publica diario Uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.