Verano con definiciones políticas, a 202 días de las PASO

0
1

urnaA 5 meses del cierre del plazo para la presentación de las precandidaturas nacionales, al menos 20 dirigentes hoy están en la grilla de posibles postulantes a la presidencia, para las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que se harán el 9 de agosto próximo. Las siguientes semanas, estiman los analistas políticos, serán claves para la consolidación de las precandidaturas y la conformación de futuras alianzas, en un mercado de pases muy revuelto, con mucho ruido y pocas nueces, al menos por ahora.

Con la camiseta puesta del Frente para la Victoria, quieren sentarse en el Sillón de Rivadavia al menos 9 dirigentes: el gobernador entrerriano Sergio Urribarri, su par de Buenos Aires, Daniel Scioli y de Salta, Juan Manuel Urutubey, el ministro de Transporte, Florencio Randazzo, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández; el ministro de Defensa, Agustín Rossi y el ex canciller, Jorge Taiana. También algunos sectores kirchneristas no lo descartan al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. A priori, Scioli es el mejor posicionado en las encuestas, otros crecen sostenidamente y que podrían potenciarse, si cierran acuerdos.

Urribarri esta semana afirmó que le gustaría converger en un mismo espacio con Domínguez, Rossi, Taiana y Fernández y admitió que ya comenzó a sondear esa posibilidad: “Hablé con 2 de ellos y me fue muy bien. No es que aceptaron ir como segundos míos. Pero sí hay coincidencias”, dijo el primer mandatario entrerriano, quien aseguró que los 2 contendientes internos con los que habló “están muy de acuerdo en la necesidad de converger” en algún momento, que estimó será en abril o mayo.

Urribarri dijo: “Hoy, el único precandidato que expresa claramente la Argentina profunda, es este gobernador de Entre Ríos. En cuanto a Daniel (Scioli), ya definió a qué espacio pertenece, el espacio donde se blindan a determinados políticos. A mí no me invitan a esos lugares, porque soy distinto. Esa es una de las tantas diferencias que tenemos. Yo soy un hombre de diálogo y respeto las opiniones de todos los que piensan distinto, pero soy transparente y no puedo abrazarme ni estar a las risas con aquellos dirigentes, famosos, artistas o lobbistas que difaman, se burlan e intentan dañar a un gobierno, porque toca intereses de una minoría que ellos defienden”, acotó.

En el arco opositor, hay una gran efervescencia y muchas definiciones por delante. El Frente Amplio UNEN tiene como posibles candidatos a la presidencia a los diputados nacionales Julio Cobos y Hermes Binner y a los senadores nacionales Ernesto Sanz y Fernando “Pino” Solanas. Mientras tanto, parte del radicalismo “coquetea” con el PRO de Mauricio Macri, otro lo hace con el Frente Renovador de Sergio Massa y una tercera parte, arma trinchera y pide no romper la alianza con el socialismo y demás socios, que nada quieren saber de posibles acuerdos con el massismo y el macrismo.

El actual jefe de la Ciudad de Buenos Aires, optó en los últimos años por sumar al PRO a figuras mediáticas destacadas, ex deportistas famosos y aliarse con algunas figuras del radicalismo que buscan la gobernación de varias provincias. En esto último, está “compitiendo” con el intendente de Tigre.

La lista de posibles precandidatos a la presidencia no se agota en esos nombres, ya que también aspiran a calzarse la banda, el gobernador cordobés, el justicialista José Manuel De la Sota, “Lilita” Carrió (aunque se acerca cada vez más a Macri), el diputado nacional Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda), el dirigente gremial Víctor De Gennaro (Frente Unidad Popular), Jorge Altamira (Partido Obrero), Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda), entre otros.