Vera: “Hay que mejorar la calidad de la gestión pública”

1
1

El senador nacional por FPCyS, Arturo Vera, oriundo de Federal, emitió opiniones críticas hacia el oficialismo, habló sobre los problemas en el sector agropecuario, abusos en materia de subsidios, posturas autoritarias de funcionarios provinciales y sobre su perspectiva del futuro económico del país.

– Es conocida la crisis que atraviesa el sector agropecuario sobre todo con el maíz y la emergencia agropecuaria ¿Qué otras problemáticas preocupan al sector?

– El agro tuvo una ventaja. Cuando salimos de la convertibilidad, los granos fueron mejorando. Posteriormente nos encontramos con gobierno voraz e ineficiente, el cual pretendió quedarse con parte de las ganancias y eso fue un error. Al campo hay que dejarlo que invierta, porque gasta casi todo lo que gana de una cosecha. El sector ganadero pudo recuperarse en determinado momento, pero en 2005 el presidente lo mató. Hoy existen millones de cabezas menos. Es un sector que está expuesto a la inestabilidad que le generan las políticas de gobierno y además a las cuestiones climáticas. Desde las políticas no hay programas estables para impulsar a los emprendedores. Acá se ve que cuando existen mejoras en el campo, el gobierno pretende más ganancias, pero cuando hay pérdidas desaparece de la escena. Por el lado de la ganadería, es la cenicienta de las producciones intensivas agropecuarias. Siempre tuvimos esos inconvenientes salvo en las épocas donde la carne era muy demandada en el mundo y nosotros éramos los primeros productores. Ahora nos ha pasado Uruguay, Paraguay y Brasil.

– ¿Qué expectativas hay para nuestro país en este año?

– En Argentina las cosas no van a ser muy buenas, porque en realidad no vienen siendo de esa manera. Ese derroche y corrupción que teníamos, va a generar más problemas. La descomposición institucional continúa, el kirchnerismo tiene vocación autoritaria y lo digo con dolor y con respeto. Se observa que el uso de los bienes públicos está demasiado orientado a conseguir adhesión incondicional. A las provincias las veo mal en general. Buenos Aires tiene un déficit muy grande, están comprometidas Río Negro y La Pampa. Este proceso de concentración abusiva del dinero por parte del poder central durante los últimos años, ha generado que una provincia esté sin dinero hasta para bachear las rutas, no tienen plata para nada. El gobierno debió montar una falsa campaña de propaganda para disimular todos esos serios problemas…

– ¿Por qué habla de falsas campañas?

– Porque en estos 10 años pudimos haber invertido para encontrarnos en una mejor situación. Tampoco se puede evitar que haya una crisis mundial, que nuestros productos suban o bajen. Pero apunto a que en esa época de bonanza, se debió atenuar prácticas que no son buenas, por ejemplo, el abuso de los subsidios ha generado un problema. Hay 5 millones de personas que piden contención por esa vía. Es todo un inconveniente para un país que tiene que ajustarse los cinturones cuando las cosas no andan bien. Nuestras deudas siguen siendo de cifras muy elevadas y el peso del interés es demasiado grande. En Argentina hemos dejado que se roben millones de dólares y la corrupción ha crecido, así que el panorama no es para nada alentador. Este es un país que ha estado muy bien en otras décadas, se tiene que volver a concientizar a su pueblo de que hay que mejorar la calidad de la gestión pública y eso vale para todos los partidos.

– ¿Qué perspectivas hay de cara al futuro desde su función como senador?

– El modelo es conservador en el sentido de ser concentrador y hegemónico y lo ha dicho la señora presidenta en su discurso de este año. Seguramente por numerosas razones los partidos de oposición en los que estoy, nos encontramos muy débiles. Desde nuestro sector no debemos bajar los brazos como oposición y hacer saber los errores a quienes nos gobiernan y buscar alternativas positivas. Si no lo hacemos, un mal gobierno se puede convertir a través de la propaganda en un gobierno por ilusión. Es necesario plantear los desaciertos de quienes han sido beneficiarios de los votos. El peronismo no lleva adelante una buena gestión y no hablo de las personas, sino de las políticas aplicadas. Ser funcionario es una tarea vocacional, no para hacer rico a nadie. Es ocasional y es una tarea que se debe ejercer en beneficio del pueblo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here