Urribarri juró como gobernador y aseguró que será su último mandato

Ante una multitud congregada frente a la Casa Gris de Paraná, el reelecto gobernador Sergio Urribarri dijo que aprendió mucho y seguirá aprendiendo de los entrerrianos que lo ayudaron a transformar la provincia. “Después de lo hecho, vamos por mucho más” y remarcó que “no pretendo eternizarme en el poder. Este será mi segundo y último mandato”, aseguró tras tomar juramento a los ocho ministros y a la secretaria General y de Relaciones Institucionales, Sigrid Kunath.

 

“Quiero decirles gracias a los entrerrianos por haber creído en este gobierno que impuso desde el primer día, y aún en las circunstancias más adversas y difíciles haber aceptado esta propuesta de diálogo, convivencia y construcción colectiva, de trabajar todos y cada uno de nosotros en un objetivo común”, remarcó.

 

Agradeció luego “a los entrerrianos por haber creído que esta hermosa provincia podía y debía ir por más. Gracias por creer que teníamos que salir a buscar nuevas oportunidades, y vaya si lo hemos logrado. Gracias también por no temer a ciertas viejas referencias políticas que nos ataban al pasado. Hoy tenemos una Entre Ríos de todos, entre todos y para todos. Nadie es imprescindible. Esta Entre Ríos para todos es un desafío de gestión de quien gobernó estos cuatro años y de quien lo hará en los próximos cuatro”, aseguró.

 

Manifestó también su agradecimiento “a los entrerrianos por haber confiado en este proyecto nacional, popular y democrático que iniciara uno de los hombres más grande de la historia contemporánea argentina y que en su último acto de generosidad política dejó a los argentinos un camino que continúa la Presidenta más valiente, inteligente y de mayor gestión. Gracias Néstor Kirchner, gracias Cristina Fernández de Kirchner. No hubiésemos sido nada ninguno de los que estamos aquí, si no hubiese existido la capacidad transformadora de ellos”.

 

Más adelante también agradeció “a los miles de jóvenes que irrumpieron de manera volcánica en la provincia, interesándose por todo lo que pasa en su sociedad y a cada uno de los entrerrianos. Esa sangre joven es la garantía de éxito del futuro de Entre Ríos”, sostuvo.

 

Luego agradeció “a todos los entrerrianos que a lo largo y a lo ancho con sus mensajes, abrazos y aliento, y también con sus lágrimas, me permitieron ser mejor gobernador. He aprendido muchísimo de mis queridos hermanos entrerrianos, y seguiré aprendiendo y poniendo el oído en esos entrerrianos de a pie que me han ayudado con su buena fe a transformar definitivamente a esta Entre Ríos”.

 

También dedicó un párrafo a los empresarios, trabajadores rurales, hombres y mujeres de toda Entre Ríos que “creyeron, cuando predicaba en el desierto hace unos años y decía que la provincia debía dejar de ser pastoril para transformarse definitivamente en un gran complejo agroindustrial que dé trabajo decente y valor agregado a la producción primaria de origen vegetal y animal. Hoy tenemos más de 640 pequeñas y medianas empresas que dan valor agregado a Entre Ríos y trabajo a nuestra gente”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.