Una temporada ovalada: Así fue el año Verde

1
1

rugby union 92993“Tanto dirigencialmente como deportivamente ha sido un año muy grato”, afirma de entrada Gastón López, integrante de la Subcomisión de Rugby de Unión de Crespo, al momento de analizar el 2012. “A principios de temporada cuando esto comenzó a gestarse, varios chicos vinculados a la disciplina habían decidido dejar definitivamente, pero gracias al empuje de otros se pudo juntar a mucha gente para empezar de cero. En este sentido debemos agradecer a Unión que nos recibió con los brazos abiertos para introducir este deporte. Trabajamos con un gran sacrificio en la realización de nuestra cancha en donde nos dio una mano importante la municipalidad”, se encarga de deslizar ante la consulta de El Observador Deportivo.

Al poco tiempo del kick off, fueron llegando nuevos integrantes. “Se incorporaron chicos que no tenían una directa relación con el rugby, fueron conociéndolo y conformando un fuerte grupo. En definitiva ese es uno de los principales objetivos de nuestra tarea, que la comunidad toda vaya entendiendo los lineamientos básicos que hacen a este deporte”.

Pasando a lo deportivo, los resultados fueron de importancia. Así lo destaca el jugador/dirigente: “En cuanto al torneo de la UER, en la primera parte finalizamos en el 3º lugar detrás de clásicos equipos como Álamo y Capibá. Jugamos la Copa de Plata donde estuvimos liderando casi todo el certamen, pero se nos escapó en las últimas fechas. Tuvimos muchísimos lesionados en esa parte del año. En un plantel de 35, 14 jugadores no pudieron actuar por diversos problemas”.

Un dolor de cabeza a afrontar es el predio debido al inconveniente de público conocimiento destapado en la última parte del 2012. “Verdaderamente es un gran interrogante de cara a este año. Para nosotros fue una noticia que nos dolió porque le dedicamos mucho tiempo de trabajo a la conformación de la cancha en el terreno ubicado en el Destacamento de Vigilancia del Ejército”, señala López para agregar que “igualmente se está trabajando desde el club y la Subcomisión en la recaudación de fondos para acondicionar un predio ubicado en inmediaciones de La Frisia. En caso que no se pueda continuar en el Ejército, tenemos esta posibilidad. No sería muy bueno pensando en la distancia que hay para los chicos fundamentalmente. Pero es algo propio, es de la entidad y se va a trabajar por algo nuestro”.

Asimismo algunos jugadores integraron el plantel de Camatí de Viale que viajó a Europa y participaron en diferentes convocatorias de la Unión Entrerriana de Rugby. “Contamos con rugbiers que están en un gran nivel provincial. Diego y Matías Keiner estuvieron entrenando con el seleccionado para la categoría superior de la UER. Esto es un paso superior al combinado de Desarrollo y eso fue un logro importantísimo para ellos. Esto también es positivo para el club ya que los conceptos que reciben son volcados en el seno de nuestro plantel”, asevera López.

Lejos de contar con fondos suficientes para solventar costos de un cuerpo técnico, el mundo del rugby Verde se ha encargado de emitir palabras interminables de agradecimiento a quienes se acercaron a efectuar esta tarea. “Cuando comenzamos no teníamos un centavo, todo lo recaudado era derivado a fichajes de los chicos, principalmente. Por suerte, el preparador físico Maximiliano Wachtmeister, el DT Alejandro Chilotegui y el ayudante Renato Sciortino (los dos últimos de Paraná), cuando vieron que empezamos a entrenarnos y gracias a una buena relación existente, se acercaron para brindarnos una mano fundamental. En el rugby lo que pregona es la constante ayuda en el grupo humano y este es un claro ejemplo de ello. Gentilmente le quitaron tiempo a sus familias para venir a entrenarnos e inculcarnos sus conocimientos. Es invalorable y contaremos con la continuidad de ellos este año, salvo que tengan otras propuestas”, se encarga de narrar el hombre del CAUC.

Una grata ratificación fue la conformación de un grupo de chicas practicando este deporte: Las Cerveceras. “La pluralidad hace muy bien, y en Unión se generó un espacio más con el equipo femenino dentro del rugby. Dirigidas por Carlos Sieben trabajaron entre 16 y 20 chicas durante todo el año. Pocas veces observé entrenar mujeres que sean tan sacrificadas en un deporte como lo han hecho las integrantes del Verde. A su vez hemos tenido la suerte de ser anfitriones de encuentros, también participamos en algunos efectuados en otras ciudades. Lograron una proyección admirable”, afirma Gastón quien cierra la charla dejando las puertas abiertas para todos quienes deseen sumarse a practicar dicho juego.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here