Un joven de 20 años murió en una fiesta electrónica tras consumir éxtasis

0
72

Samir Velázquez se desvaneció en un after. El padre confirmó que se drogó.

Una vez más, hay que lamentar una muerte en una fiesta electrónica clandestina, que se organizan y desarrollan sin ningún tipo de freno en Córdoba. Esta vez, la víctima fue Samir Velázquez, un joven de 20 años que se desvaneció durante un after el domingo a la madrugada.

“Mi hijo fue a una fiesta que es por Camino a 60 cuadras, kilómetro 8, metido en el medio de la nada. Es una casa quinta gigante. Y consumió éxtasis, lamentablemente lo perdí”, confirmó su padre Darío en Arriba Córdoba.

Según su relato, “fue una muerte en el acto” y nadie en el lugar lo atendió como corresponde. “No había servicios de nada, había una símil ambulancia que no tenía nada, donde lo subieron como se sube un tronco, una bolsa de papas. Lo llevaron al Florencio Díaz y lo dejaron tirado”, denunció.

“Yo no entiendo cómo se hacen estas fiestas. Que tengan tanta movida y que ni la Policía ni el jefe comunal no lo sepan”, reprochó el padre, y reconoció las “malas decisiones” de su hijo: “Con él discutía y vivía hablando del tema, pero estos lugares tienen que tener control, hay responsables”.

Sobre el tipo de fiestas a las que iba Samir, describió los excesos que las rodean: “Él tenía contactos con amigos y siempre iban, duran hasta las 4 de la tarde estas fiestas, ¿adónde se ha visto algo así?. Yo fui al lugar porque nadie sabía cómo llegar, ni la Policía. Eso me hace mucho ruido. A las 5 de la mañana seguían llegando autos, pese a que la habían clausurado”.

Repetidas muertes

Sea en eventos legales o ilegales, Samir es la cuarta persona que muere en fiestas electrónicas en los últimos cinco años. Francisco Mignola, de 19 años, murió en 2014 en Valle Hermoso. Tania Abrile consumió éxtasis y murió tras un show en barrio Alto Verde y la causa sigue abierta y con imputados. Por último, Pablo Rielo también consumió drogas y perdió la vida en barrio Talleres Este.

Según los vecinos del lugar no es la primer fiesta que se hace en la zona, ya que este tipo de eventos “se propician porque están lejos de los controles municipales” (Fuente: El Doce).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here