Trump sacó a Estados Unidos del tratado de armas nucleares con Rusia

0
3

El INF había sido firmado durante la Guerra Fría para evitar la proliferación de armas atómicas entre las dos potencias mundiales de entonces. “El mundo perderá un freno invaluable en la guerra nuclear”, dijo el secretario general de la ONU.

Estados Unidos abandona oficialmente este viernes el tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF, por sus siglas en inglés) tras acusar a Moscú de no respetarlo durante años. La decisión abre el camino a una nueva carrera armamentística frente a Rusia y China.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, calificó la desaparición de este tratado como un paso peligroso que “probablemente aumentará, no reducirá, la amenaza que representan los misiles balísticos”. “Cuando expire mañana, el mundo perderá un freno invaluable en la guerra nuclear”, dijo el jueves.

Las acusaciones cruzadas entre Washington y Moscú

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump asegura que el tratado ya estaba muerto debido a las violaciones de Rusia, acusación que el país niega.

“El tratado INF fue útil para nosotros, pero solo funciona si las dos partes lo respetan”, dijo hace poco el nuevo jefe del Pentágono, Mark Esper. “Estados Unidos respetará el tratado y todas sus obligaciones hasta el 2 de agosto y después haremos lo que nos convenga”, declaró en el Senado.

Washington lanzó el 1 de febrero la retirada de ese acuerdo bilateral firmado durante la Guerra Fría, un proceso que dura seis meses. Tras eso, el presidente ruso, Vladimir Putin, ratificó el 3 de julio la suspensión de la participación de Rusia en ese acuerdo.

La retirada de los dos países pone fin al tratado INF que, al prohibir el uso de misiles con un alcance de entre 500 y 5.500 km, había permitido la eliminación de los proyectiles balísticos SS20 rusos y Pershing estadounidenses desplegados en Europa.

Los europeos mostraron su preocupación ante el riesgo de una nueva carrera armamentística en su continente, pero la OTAN apoyó la postura estadounidense, alegando que el misil ruso 9M729 violaba el tratado INF. Moscú desmintió esas acusaciones y afirmó que su nueva arma tenía un alcance máximo de 480 km.

¿Un nuevo tratado?

El jueves, Trump le dijo a periodistas que el tema del INF ni siquiera fue mencionado cuando habló por teléfono con Putin el miércoles sobre los incendios forestales rusos.

Sin embargo, sugirió vagamente que podría crearse un nuevo tratado. “A Rusia le gustaría hacer algo sobre un tratado nuclear y eso está bien para mí. A ellos les gustaría hacer algo y a mi también”, dijo.

Con los misiles mirando a China

“La mayor parte del arsenal chino se compone de misiles de alcance intermedio y debemos estar seguros de tener las mismas capacidades si, por desgracia, entramos en conflicto con ellos algún día”, subrayó Esper.

Al ser consultado por senadores sobre el final del tratado INF, el próximo jefe de Estado Mayor, el general Mark Milley, dijo que veía con buenos ojos el despliegue de misiles terrestres convencionales de alcance medio en la región indo-pacífica (Fuente: Página 12).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here