Trigo: Por menor siembra y producción, pérdidas millonarias en Entre Ríos

0
4

trigoLa Bolsa de Cereales de Entre Ríos reveló que la superficie sembrada con trigo en la presente campaña fue de 163.700 hectáreas, de las cuales se cosecharon 157.900. El rendimiento medio provincial fue de 1.893 kilos por hectárea y la producción alcanzó las 298.950 toneladas, cifra que representa la más baja de los últimos 13 años.

La entidad cerealista explicó que “el ciclo agrícola que ha finalizado se ubicó en el mínimo histórico, con referencia al área ocupada y producción; registrándose una caída del 41,7% en las hectáreas implantadas y del 68,5% en las toneladas logradas con respecto a lo acontecido el año pasado. Este es el resultado de la combinación de dos factores: el económico y el climático. Por un lado, el precio que efectivamente recibe el productor por el trigo, no lo incentivaron a la siembra, aunado a los problemas de comercialización que se han instalado en las últimas 3 campañas. Por otra parte, se produjeron precipitaciones muy superiores a los valores históricos al momento de la definición de rendimiento del cereal, que impactaron negativamente, ocasionando severas pérdidas por efecto de enfermedades y heladas tardías, hacia fines de setiembre, que causaron vaneo de las espigas”.

La BCER remarca que “en lo referente al clima, es importante destacar el número y las cuantías de las precipitaciones acontecidas entre septiembre y octubre, que coincidió con la fecha de floración del cereal, lo cual generó un ambiente propicio para el ataque de enfermedades”. Según datos del Servicio Meteorológico Nacional, la lluvia total esperada en estos dos meses se ubica en un valor cercano a los 190 mm. dentro de la geografía entrerriana, pero en esta ocasión, el promedio se situó en 400, o sea se dio un incremento del 110% con respecto al valor histórico.

Otro hecho importante de analizar, afirma la entidad, es el número de jornadas con precipitaciones en la región durante esos 2 meses. “De los 62 días que abarca el período de referencia, se contabilizaron 32 con lluvias. Este hecho generó un ambiente favorable para la aparición de enfermedades fúngicas”.

Del área total implantada, cerca del 3,5% no fue cosechada, es decir que se perdieron 5.800 has., fundamentalmente por el efecto del granizo. El lunes 22 de octubre, un frente de tormenta asociado con la caída de piedras literalmente “barrió” 5.400 has. de trigo en el Departamento Victoria, cuyo epicentro se registró en el Distrito Corrales. La Bolsa de Cereales estimó que en general, las pérdidas en esta campaña de trigo fueron de aproximadamente 209.087 toneladas. Si a este tonelaje se lo multiplica por el valor FAS Teórico del Ministerio de Agricultura de la Nación ($ 1.305), las pérdidas en los ingresos alcanza a $ 272.857.230. Si al mismo tonelaje se le adjudica el precio promedio del valor real de mercado en la provincia, que ronda los $ 1.000, las pérdidas fueron de $ 209.087.000.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here