Tremendo: Luego de ser expulsado, mató al árbitro de un balazo

0
1

Otro nuevo y dramático capí­tulo de la violencia urbana que impera en Córdoba y que demuestra a las claras la altísima presencia de armas de fuego en manos de personas comunes, un partido de fútbol barrial, en la zona de Campo de la Ribera, de la Capital provincial, terminó de la peor manera.

disparoUn hombre, que hacía las veces de árbitro del encuentro, recibió varios disparos de arma en distintas partes del cuerpo, como por caso la cabeza, y finalmente murió anoche en el Hospital Córdoba. Asimismo, otro jugador también fue herido de un disparo que le dio en el tórax y se encontraba internado, con pro­nóstico reservado, informaron fuentes de la Policía.

De acuerdo a la versión que anoche se manejaba en ámbitos investigativos, el referí fue atacado por un jugador al que había echado por una falta.

Siempre según esa hipótesis, el futbolista corrió hacia fuera de la cancha, extrajo un arma de fuego de entre sus pertenencias y volvió tras sus pasos para atacar al árbitro.

En la balacera que efectuó, hirió a su vez a otro jugador.

El autor de los disparos es­capó y hasta anoche, pese a que había sido identificado por los investigadores policiales, no había logrado ser detenido.

Según el relato de fuentes de la causa, todo se produjo ayer poco antes de las 20 en una cancha de fútbol ubicada en la manzana “G” de Campo de la Ribera, asentamiento ubicado cerca de barrio Renacimiento, en la zona de “la Quinta”, en la periferia nordeste de Capital.

En medio de un partido de fútbol, el árbitro del encuentro, identificado como César Flores, de 48 años, fue atacado por un hombre armado, quien le efectuó varios disparos.

“El disparo más grave lo ­recibió en la cabeza. También fue herido en cuello y tórax”, comentó una fuente policial.

“El autor de los disparos fue otro jugador al que había echado instantes antes. Fue hasta un bolso y regresó con un arma y abrió fuego”, indicó otro vocero con acceso a la causa.

Asimismo, otro jugador, identificado como Walter Zárate, de 25 años, resultó herido de un tiro en el tórax.

En medio de la conmoción y el griterío por lo que acababa de suceder, el autor de los disparos salió corriendo.

“No fue una pelea entre bandas. Tenemos que fue una sola persona que atacó al árbitro, que había organizado todo, y a otro futbolista que la ligó de arriba”, graficó un policía.

Los heridos fueron llevados en autos particulares al dis­pensario zonal y luego deri­vados al hospital Córdoba, de barrio Pueyrredón.

El árbitro Flores finalmente murió entra la noche.

Fuente: La Voz del Interior.

Compartir
Artículo anteriorMarta 15-2-16
Artículo siguienteMaria 15-2-16

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here