Trata de personas: Proponen prohibir “whiskerías” en Entre Ríos

0
2

Organizaciones sociales comprometidas en impedir la explotación de menores, como el Foro por la Infancia Robada, denunciaron el crecimiento de “whiskerías” y propusieron al Ejecutivo de Paraná y a los concejales el dictado de una norma que impida su radicación y funcionamiento. El texto, cuya redacción se ha concluido, está en la etapa de revisión y podría aprobarse en breve. El proyecto es una síntesis entre la propuesta que impulsó el Poder Ejecutivo municipal, que conduce José Carlos Halle y el que elaboró el concejal Gabriel Molina (PJ). Entre esas propuestas se alcanzó un único texto cuyo artículo primero prohíbe la habilitación de “cabaret, whiskerías y todas las casas bajo cualquier forma o denominación de características similares que, con acceso abierto o restringido, permitan que sus propietarios o administradores obtengan un lucro, ganancia o comisión por la explotación sexual o el ejercicio de la prostitución de terceros, hayan aquellos prestado o no su consentimiento para ello”.

La presidente de “Red Alerta”, Silvia Montaño, institución que contiene al Foro por la Infancia Robada, explicó a El Observador que “el espíritu de la ordenanza es la prevención, mediante una acción activa de control por parte del municipio, quien no sólo podrá impedir la habilitación de lugares que encubren el ejercicio de la explotación sexual infantil bajo una denominación comercial, sino que podrá intervenir cuando se presuma que el hecho se suscita en departamentos o casas de familia inclusive. Un equipo de organizaciones civiles, parte del Estado y la policía, se integrarán en un trabajo común, para poder dar cumplimiento a la normativa. Este proyecto contempla el presupuesto adecuado con que se debe disponer, para que esto funcione correctamente”. Asimismo, la Red Alerta puso a disposición en su sitio digital, un modelo de esta ordenanza, para que cualquier institución o legislador pueda presentarlo en su municipio y se extienda en la provincia esta prohibición.

– ¿En Entre Ríos son explotadas mujeres de la zona o vienen de otras provincias?

– En nuestra provincia se han encontrado en su mayoría mujeres de Misiones, pero también puertorriqueñas, paraguayas, uruguayas, lo cual habla de un problema social de orden internacional. Chicas entrerrianas han sido localizadas principalmente en Buenos Aires y en el sur del país. Lamentablemente tenemos trata de personas interna y externa a la Argentina. Se han rescatado numerosos víctimas. Somos una asociación civil que trabajamos particularmente sobre el abuso. La mayoría de las denuncias reflejan el abuso infantil y la explotación laboral, temas que están íntimamente relacionados entre sí. Cuando en un hogar un chico es abusado, ni bien es un poquito más grande tiende a irse a la calle y allí están más expuestos todavía. En este nuevo escenario que comienzan a vivir aparece la explotación comercial y laboral, que muchas veces termina en la trata. El maltrato familiar hacia las mujeres y niños es muy fuerte en esta zona. Esta situación también favorece que los niños busquen salir de las viviendas donde son sometidos y encuentran la calle como alternativa. Puede que les vaya bien, pero se exponen a que quizás su realidad sea peor.

– ¿Considera que las escuelas están preparadas para afrontar estas situaciones?

– No. Les falta garantía de su reserva, porque estamos hablando de un tema peligroso, de familias donde se desata la violencia, pero que están en el mismo barrio donde está la institución escolar. La denuncia del docente tiene que tener el respaldo necesario, para que se sientan protegidos. Debería trabajarse para que este tipo de denuncias sean anónimas, sin perjuicio de las medidas a tomar. Procurar que los caminos de acceso y asistencia sean más fáciles. El miedo hace a la no garantización de que sean preservados los derechos de alguien. Los maestros son los que mayoritariamente hacen la detección de abuso infantil o maltrato físico, de manera que necesitan trabajar coordinadamente con el resto de las organizaciones estatales, como la policía, los hospitales o centros de salud, la justicia y los consejos que de ella dependen. Hay que articular estas acciones y es un proceso pendiente. La prevención y la asistencia a la víctima, son ejes centrales de trabajo. Determinar qué equipo interdisciplinario podría atenderlas, cuáles son los lugares donde podrían estar seguros, similar a Casas de Refugio, que no tenemos en Entre Ríos. Planificamos también la difusión, no sólo hacia los medios sino la manera en que podemos estar hablando estos temas lo más claramente posible, para que todos accedan en forma consciente a la información útil sobre la explotación de personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here