Trasladaron a Samid a Comodoro Py para que declare

0
17

El empresario de la carne, que llegó el martes a la noche procedente de Belice, a donde había viajado en momentos en que se ordenaba su detención, está acusado de evasión fiscal y asociación ilícita.

Alberto Samid llegó al país el martes a la noche, procedente de Belice, a donde había viajado luego de que fuera un hecho el pedido de detención por parte de la Justicia por un caso de presunta evasión de impuestos y asociación ilícita.

Pasadas las 9 del miércoles, el dirigente matancero fue trasladado desde la dependencia policial en la que estaba alojado hasta el Tribunal Oral Penal Económico (TOPE) 1, donde se realizará una de las últimas audiencias del juicio que se le sigue.

La defensa de Samid había pedido que al empresario se le realizara una pericia psiquiátrica. Además, el abogado Vicente D’Attoli adelantó que pedirán la excarcelación, con arresto domiciliario debido a problemas de salud y a la edad (71 años). Asmismo, solicitarán la caducidad de la causa ya que, según consideran, el caso prescribió el domingo pasado, aunque el tribunal ya había aclarado que eso ocurriría el año próximo.

El “rey de la carne” había salido del país a fines del mes pasado, con una serie de vuelos que lo llevaron a Uruguay, Panamá y Belice, desde donde fue expulsado mientras el gobierno argentino tramitaba su extradición.

Sin embargo, el Estado caribeño consideró un delito de inmigración que Samid haya declarado que llegaba en calidad de “turista” cuando su verdadero objetivo era evitar la captura solicitada por la Justicia argentina.

Dos efectivos de la Policía Federal Argentina habían llegado durante el fin de semana, enviados por el Ministerio de Seguridad nacional, para evitar una nueva fuga. Los agentes viajaron desde la noche del lunes hasta el martes a la noche junto al empresario. En breves declaraciones a la prensa, el carnicero había asegurado que decidió fugarse porque “estaba estresado” y negó que su intención fuese evitar una condena judicial (Fuente: Crónica).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here