Textiles: Alerta por la caída del consumo y el ingreso de importados

TextilEl semáforo rojo se prendió en el rubro textil: en algunas fábricas las suspensiones y los adelantos por vacaciones quedaron cortos y se empezó a despedir trabajadores de a cuenta gotas. “Tras la caída de la demanda de nuestros productos, debido al deterioro del mercado interno, se suma que subieron las importaciones”, detalló José Minaberrigaray, secretario gremial del SETIA (Sindicato de Empleados Textiles).

 

Los números dan cuenta que “se vieron afectados, con suspensiones, más de 4.000 compañeros, mientras que unos 500 fueron despedidos en el último trimestre”, afirmó a Clarín.

 

Aunque a mucha menor escala que los textiles, unos 300 trabajadores gráficos también perdieron su trabajo; pero en este rubro también hay mucho informalidad ya que la Federación Gráfica Bonaerense (FGB) tiene registrados en GBA y la Ciudad de Buenos Aires unos 150 talleres organizados de los 2.800 que funcionan: en total trabajan unas 4.000 personas. Desde la FGB denuncian que hay un goteo diario de despidos, ya sea por importaciones como por la caída del consumo, la que estiman en un 30%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.