Seguí: Directora de la Escuela Integral Nº 22 habló del nuevo edificio

0
4

Este sábado 1 de septiembre y tras 25 años de espera, la Escuela de Educación Integral Nº 22 logró tener su edificio propio. En diálogo con El Observador, la directora de la entidad, Cristina Erbes, manifestó sus sensaciones ante este suceso: “Hace mucho tiempo que todas las directoras que me precedieron están detrás de este proyecto, el cual muchas veces fue desestimado. Cuando asume Silvina Solier, recupera la idea y logra tener una reunión con el intendente Treppo, quien le brinda una respuesta concreta para que esto pueda realizarse. Yo no hace mucho que estoy como directora y me tocó ahora, pero creo que tener un edificio propio es conseguir una identidad. Durante todos estos años los chicos han estado de mudanza en mudanza y tanto las familias como los alumnos, se merecen tener su casa educativa. Es un logro muy grande y estamos muy agradecidos a la decisión que tomaron en las esferas políticas para que esto se haga realidad”.

En cuanto a las características de la flamante estructura edilicia, Erbes explicó: “Consta de una dirección, secretaría, baños para los docentes, otro para los alumnos y uno especialmente acondicionado para discapacitados, con rampa para sillas de ruedas. Dos aulas de nivel primario y un aula taller equipada con cocina industrial de 6 hornallas, horno pastelero, mesadas y alacenas. Además, tiene un aula de nivel inicial adaptada para los más pequeños, con baños incluidos, cocina y comedor. Por supuesto que para nosotros será un gran cambio, ya que la matrícula completa, que consta de unos 25 alumnos, está concurriendo al actual establecimiento, que es en realidad una casa alquilada, adaptada como escuela. Las condiciones no son las ideales para trabajar, pero durante mucho tiempo hicimos nuestro mayor esfuerzo”.

Por último, hizo referencia a las actividades más destacadas que realizan los alumnos fuera del establecimiento: “Los chicos están haciendo prácticas profesionalizantes e inclusive hay dos que están yendo al hospital, preparándose para trabajar de un modo más concreto. Hay otros alumnos que trabajan en el Hogar de Ancianos y en el Centro de Desarrollo Infantil, haciendo productos de panificación. Es interesante destacar esto, porque es su preparativo para que puedan tener una integración en la comunidad. Tiene muy buena aceptación, la gente es muy abierta y siempre debemos agradecerles a ellos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here