“Se viene trabajando en una línea que me interesa continuar” manifestó la nueva Jueza de Familia de Diamante

0
1

En el hall central del edificio del Poder Judicial de Diamante, la presidenta del Excelentísimo Superior Tribunal de Justicia de la provincia, Dra. Leonor Pañeda, tomó juramento a la nueva Jueza de Familia y Penal de Menores, María Eleonora Murga.

En el acto estuvieron presentes algunos de los miembros del STJER, Dres. Daniel Carubia, Germán Carlomagno, Carlos A. Chiara Díaz, Juan Ramón Smaldone y Bernardo Salduna; también la intendente Claudia Gieco, el senador Daniel Krämer, entre otras autoridades y representantes locales y provinciales.

En comunicación con El Observador, la nueva jueza de Familia de la ciudad diamantina, quien ocupó un cargo similar en Puerto Madryn y cuenta con 7 años de experiencia en el COPNAF, manifestó que “se viene trabajando en una línea que me interesa continuar, de coordinación con las distintas instituciones, las que realizan conjuntamente diferentes tareas en el Departamento, entre ellas el Consejo Provincial del Niño, Adolescente y Familia, el área municipal y el de la salud, al que se suma la policía. La protección a este sector de la población involucra corresponsablemente a distintas áreas del estado y organismos privados que trabajan en la temática, por esta razón me estoy interiorizando de cuáles son las principales que aparecen en el juzgado y mi idea es profundizar esta coordinación y articulación, por lo que próximamente mantendré distintas reuniones con los representantes de las entidades de la zona”.

En este sentido, la Dra. Murga destacó la gran predisposición y compromiso de parte del municipio, de los integrantes del COPNAF y representantes de las instituciones locales para llevar adelante el trabajo en el Juzgado, que pretende que sea de puertas abiertas, donde se dé una respuesta pronta y oportuna a los problemas que se van planteando.

– ¿Cuál es su opinión sobre la implementación del Observatorio Provincial de Violencia?

– El Protocolo implementado para el abordaje de la violencia intrafamiliar y de género es importante porque da cuenta del compromiso de las instituciones y crea mecanismos de implementación y efectividad, que establece acciones de prevención, protección y asistencia integral. Porque no es un problema de falta de recursos ni de compromiso, pero sí de cómo realizar ciertos procedimientos, de cómo generar consensos y criterios de trabajos comunes y en este sentido tanto el Observatorio como el Protocolo son instrumentos que van a permitir tener una referencia completa en cuanto a cifras, a las características de la violencia, de las familias involucradas, de los niños que pueden ser víctimas de violencia, porque la obtención de esa información va a orientar las decisiones que se adopten tanto a nivel político como judicial. (Foto Diamante Noticias)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here