Sánchez: “Padecemos una inflación que no es reconocida por el gobierno”

0
1

El secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Ricardo Sánchez, habló con El Observador y FM Libertad 98.3 de Crespo, sobre la movilización que se realizará en Plaza de Mayo de Buenos Aires, el 20 de noviembre. Explicó también las razones que los lleva a aplicar la medida de fuerza.

– ¿Tienen diálogo con Urribarri o sus ministros?

– No tenemos un diálogo permanente con las autoridades provinciales. Las más cercanas son las organizaciones de base, tanto AGMER como ATE, que llevan adelante las discusiones con el gobernador. No nos llevamos bien, pero nos respetamos. Nuestras posiciones son políticas. Toda acción que vaya en contra de los intereses de los trabajadores, fijaremos nuestra postura política.

– ¿Cuál es el motivo del paro y la adhesión al mismo?

– La semana pasada tuvimos una reunión a nivel nacional, donde se ratificó la medida de fuerza para el 20 de noviembre en Plaza de Mayo, en Capital Federal. Restaba articular con la CGT, hecho que quedó concretado hace unos días, para ratificar en principio la fecha y luego empezar a trabajar en la metodología a llevar a cabo ese día. Este paro se enrola dentro de las medidas que viene llevando adelante nuestra central, las que comenzaron a principio de año cuando se sancionó la ley denominada “antiterrorista”, la que debe ser derogada. A su vez se fueron sumando reclamos que no tuvieron respuestas por parte de diversas organizaciones sindicales de base. Sobre todas las cosas se pide una mejora salarial. Esto es fundamental en Entre Ríos, porque los docentes y trabajadores estatales vienen reclamando un incremento acorde, para no perder en principio su poder adquisitivo, ya que padecemos una inflación que no es reconocida por el gobierno y que carcome los salarios de los trabajadores. Además tenemos el impuesto a las ganancias. Nos parece una completa distorsión que un gobierno que se dice llamarse progresista tenga esta situación con los trabajadores. Aquí debemos sumar la reciente reforma de la ley de ART, que va en contra de los intereses de los trabajadores. Esto obstruye la posibilidad que posee un trabajador de recurrir a la justicia y distorsiona los principios constitucionales ante la normativa. Creemos que un trabajador tiene el derecho de asistir a la justicia cuando ve que el resarcimiento económico que recibe no es el adecuado por el daño a su salud. Hablamos de que un trabajador, la mayoría de las veces, puede padecer alguna enfermedad o cierto grado de incapacidad laboral y cersionarle la vía judicial no es lo correcto. Venimos bregando para que la salud no esté en manos privadas de las ART, sino que sea el Estado quien pueda controlar a las empresas en cuanto a la seguridad e higiene en el trabajo.

– ¿Qué gremios nuclea la CTA en Entre Ríos?

– Son todos los trabajadores del Estado como ATE, AGMER, la Asociación Judicial de Entre Ríos, el gobierno municipal de Paraná o los trabajadores de Salto Grande. De la actividad privada tenemos Empleados de Casas de Familia y de Comercio. Se trata de numerosas organizaciones y agrupaciones que conforman la CTA, cada región tiene su característica.

– ¿Aguardarán la determinación de cada gremio en particular para con la medida?

– Los gremios tienen su propia dinámica, pero ATE a nivel nacional ya ha ratificado su adhesión y pienso que seguramente se sumarán los docentes. No obstante, más allá de lo que decida cada organización sindical, los trabajadores nucleados en CTA pueden efectuar en forma individual la medida de fuerza, porque están amparados por la Constitución Nacional y por todas las reglamentaciones.

– ¿Cuál es la relación que tienen con la CGT moyanista de Entre Ríos?

– Siempre hemos respetado a los compañeros más allá de que a veces no tenemos la misma mirada respecto a la construcción gremial. Si de algo nos hemos diferenciado, ha sido en ese aspecto. Desde nuestro punto de vista, pensamos que es necesario modificar la Ley de Asociaciones Sindicales, pero cuando los intereses de los trabajadores están en peligro, entablamos conversaciones entre todos los sectores. Por ese motivo unificamos criterios para esta protesta donde reclamaremos el 82% móvil para los jubilados, la ART, incremento salarial…

– La presidenta dijo que los dirigentes gremiales nunca se quedan sin empleo, mientras que los trabajadores sí corren riesgo de perderlo.

– Es una chicana burda y barata. Esa postura apunta a amedrentar a los trabajadores para que no realicen sus protestas, pero existe un ejercicio legítimo que establece la Constitución Nacional. La presidenta debería respetar el derecho a huelga, que es un derecho consagrado por la Argentina en los pactos internacionales que ha firmado históricamente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here