Sánchez habló sobre las cárceles de Entre Ríos y cómo se busca capacitar a los presos con estudios y talleres de oficio

0
26

Estuvo esta semana en el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el director general del Servicio Penitenciario de la provincia, Insp. Gral. Marcelo Rubén Sánchez, quien le contó al Cont. Fernando A. Huck (director de El Observador) en el programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV, sobre las inversiones que se hacen para ampliar las unidades penales, las salidas transitorias laborales, las fugas, la educación y talleres para presos, visitas sanitarias, beneficios, entre otros temas candentes del sistema carcelario.

Muchos dicen que en Argentina no se cumple con las condenas, que no hay lugar en las cárceles… ¿Cómo es en Entre Ríos?

– Del 2008 al 2018, pasamos de 758 a más de 2.500 internos y en ese marco, los establecimientos carcelarios se fueron modificando. Para este año, con las inversiones que realiza el gobierno provincial, vamos a contar con 300 plazas más. Este crecimiento de la población en las unidades penales se debe a varios factores. Hubo cambios en las normas, por lo que en nuestra provincia, prácticamente tras 8 meses de estar detenida una persona por un hecho, es condenada si se le demuestra el delito. Asimismo, algunos delitos antes eran protagonizados por una o dos personas y hoy hablamos de bandas, por lo que por una causa entran 4, 5 ó 6 personas…

– ¿Hay mucha agresividad en las prisiones entrerrianas?

En relación a otras provincias, hay diferencias en el trato y en el tema disciplinario. La situación es más violenta y hay más peligrosidad en las unidades penales de Santa Fe o Buenos Aires, que en las de Entre Ríos. Hay sistemas más duros y estrictos también, lo que los llevó a algunas provincias a tener algún tipo de recomendación de los servicios de derechos humanos universales, por tal o cual situación…

¿Por qué en otros países el sistema carcelario es más riguroso con los presos que aquí…?

– A principio de año estuve en Uruguay y anteriormente también visité Brasil, que tiene sistemas mucho más estrictos en el trato con los internos. Es más restringido el espacio y las situaciones que se viven allí, son diferentes y no tienen las posibilidades que les brindamos en Entre Ríos, de estudio y de trabajo. En eso, este Servicio Penitenciario marca un liderazgo, incluso a nivel internacional. En los establecimientos carcelarios entrerrianos contamos desde sistemas de alfabetización, pasando por el nivel primario, secundario, terciario y hasta universitario. Los mismos profesores van a las unidades penales. De 2.509 alojados, 2.205 están matriculados para dar inicio a una actividad educativa

 

Narcotraficantes y privilegios  

 

– ¿Hay grandes narcotraficantes detenidos o son solo “perejiles”?

– Nosotros tenemos gente detenida dentro de lo que podemos considerar como grandes protagonistas de ese delito…

– ¿Hay privilegios en las cárceles?

– Tenemos celdas de 3 hasta 21 internos. No hay pabellones individuales. Hay algunos beneficios, como puede ser una visita considerada por “X” motivo, como por ejemplo un cumpleaños, pero dentro del establecimiento. No es que se los llevan a la casa. Se les da un par de horas para que reciba a la familia, más allá de las visitas periódicas ordinarias que se tienen…

– ¿Qué pasa con los internos a los que se les detectan celulares?

– Eso le implica una sanción a nivel de conducta, que le impide llegado su momento y por 3 meses, el beneficio de la salida transitoria. Se aplica justamente porque son las herramientas legales que tenemos…

 

Salidas laborales

 

– Muchos creen que aquellos que asesinaron, violaron o robaron, no deberían tener salidas laborales o familiares al poco tiempo…

– Esa es una idea que tiene la gente, pero el interno que sale, es con una orden judicial. Supongamos una persona que tiene una condena de 8 años, si ha tenido buen comportamiento, a los 4 tiene este tipo de beneficios…

– Mientras en algunos países las condenas se cumplen 100% y hasta hacen trabajos forzados, acá salen pronto y se los beneficia en varios sentidos…

– En Argentina, eso fue cambiando en la década del 50. La condena era prisión o reclusión, que significaba trabajar para el Estado. De esas viejas épocas, eso ya no se aplica. En Entre Ríos, dentro de la población carcelaria, hay 1.150 involucrados en el aprendizaje de tareas laborales, para llegar a la ejecución de la condena con ciertos beneficios que podrán aplicar una vez que recuperen la libertad. Dentro de los internos, solo 60 son los que tienen salidas laborales. Eso a la mitad de la condena, previo un estudio, trabajadores sociales que comprueban que existe el empleo, cómo es la prestación, si tienen un sueldo…

 

¿Cuánto “cuesta” cada preso?   

 

– Contando todos los gastos de comida, infraestructura, traslados, luz, personal, etc. En otras provincias cuestan alrededor de $100.000 ¿Cuánto le cuesta al Estado entrerriano cada preso?

– Nosotros llegamos a los $ 35.000, sumando todos esos gastos. No es mucho en el sentido lo que significa un sistema de seguridad, con el servicio de salud, educación y de trabajo que se le brinda al interno…

– ¿Cuántas mujeres hay detenidas en Entre Ríos y cuántos son de otras provincias?

– En la actualidad son 103 mujeres y el 7% son personas de otras provincias…

 

Políticos presos

 

– ¿Hay políticos presos en cárceles de ER?

– Hay gente que tiene antecedentes de haber estado en la política o haber militado. Por delitos económicos, en su época estaba un senador y también otro legislador, al que posteriormente le dieron arresto domiciliario por la enfermedad que tenía y a la semana falleció. Estaba detenido por delitos cometidos dentro de la función pública…

 

Predios militares para cárceles 

 

– ¿Van a utilizar ex predios militares para instalar nuevas cárceles en Entre Ríos?

– Eso es un programa a nivel nacional. He participado en reuniones en el país y una alternativa es ceder esos espacios para construcción de cárceles, como ocurrió en Tucumán, La Rioja… En Entre Ríos no se ha dado…

– ¿Los presos salen peor de cómo entraron, cómo muchos creen?

– No pasa eso en Entre Ríos. A los internos se les dan oportunidades, como aprender en la cárcel a leer, a trabajar, un oficio… Sí tenemos en claro que el servicio penitenciario forma parte de la sociedad y no es que tenemos una persona y hacemos “magia” y dentro de 8 años, sale hecho un “angelito”. Pero se está trabajando muy bien. Tenemos un gran apoyo de la ministra de Gobierno, Dra. Rosario Romero. Desde el Ejecutivo se nos ha dotado de una planta de vehículos e inversiones permanentes en nuevas construcciones…

 

Fuga de prisioneros

 

– ¿Cuántas fugas de presos anuales hay en ER?

– El hombre de por sí quiere la libertad. Quien va detenido, va obligado. En todas las unidades hay un historial y hubo presos que han escapado. Pero es ínfimo el número. La fuga se da más que nada en momentos en que se los traslada, fuera de las unidades. No hay hechos que determinen un grado masivo de inseguridad dentro de las unidades…

– ¿Existen casos de personas que tiran armas o drogas desde afuera de los penales?

– Sí… Son lo que llaman “Las Palomas”, que tiran desde afuera pelotas de fútbol. que adentro tienen drogas o barriletes que vuelan y les cortan el hilo y cae dentro del establecimiento en el momento que se está haciendo deportes y los internos lo recepcionan…

 

Personal 

 

– ¿Hay muchos penitenciarios “infieles”?

– Hay de todo en la Viña del Señor. Y de detectarse, procedemos a hacer el trámite administrativo para que sea dado de baja y formulamos la denuncia correspondiente, porque es un delito. Pero yo destaco el trabajo del personal del Servicio, que está haciendo un trabajo ejemplificador y sobresaliente. Es muy valorable lo que realizan. Hay personas que dicen que los presos tienen todo, que están mejor que los de afuera… Así es el sistema… Si uno fuera más drástico o se aplicaran de otra forma las normas, habría inconveniente en todos lados. En los últimos 30 años se ha pasado por diferentes procesos y de un tiempo a esta parte, hemos llevado adelante esta estrategia, con educación para los internos, que aprendan un oficio… ellos ven que hay otra forma de vivir…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here