Salud Pública: De la Rosa aseguró que su gestión “será abierta y cercana a la gente”

0
2

De la Rosa [1600x1200]Visitó esta semana el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, con sede en Crespo, el flamante ministro de Salud de la provincia, Dr. Ariel De la Rosa (cirujano oncólogo, ex secretario de salud, ex director de Atención Médica y ex integrante del directorio del IOSPER). En diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes”, que se emite los martes, a partir de las 21.30 por Canal 6 ERTV (con repetición los sábados a las 20.00 y las domingos a las 12.30), habló sobre sus proyectos, del avance de obra en los nuevos hospitales de Paraná y Gualeguaychú y de la inminente inauguración del Centro de Medicina Nuclear, con tecnología de punta, en Oro Verde, donde se invirtieron más de U$S 10.000.000. No dudó en afirmar que su gestión “será abierta y cercana a la gente”.

– ¿Cómo encontró el Ministerio?

– Encontramos algún déficit crónico, que viene de muchos años atrás, por lo que nos hemos puesto algunas metas a corto y mediano plazo y desarrollar proyectos que perduren y traspasen la gestión. El principal desafío es instalar en la provincia la estrategia de atención primaria como una política de Estado. A esto lo dijo el gobernador Gustavo Bordet en su discurso de asunción, en la Asamblea Legislativa. Para él, la salud es un pilar fundamental, de manera que la responsabilidad que conlleva tener que conducir este ministerio es muy grande, pero tengo la tranquilidad de contar con un equipo altamente calificado y con gente de sobrada experiencia. Entre los proyectos a llevar a cabo, está el abrir la primera Escuela de Formación Política para los directores de hospitales y centros de salud, para terminar con el amateurismo que hay en muchos lugares y que ellos tengan una herramienta, que es aprender sobre gestión y acompañar a lo que es este plan de salud que empezó en la provincia a partir del 11 de diciembre pasado.

– ¿Cuáles fueron las primeras acciones…?

– Hemos iniciado un proceso de informatización global del Ministerio, lo cual hace a la modernización y transparencia de la gestión. Queremos contar con un tablero de mando, no hay absolutamente nada de eso, solamente una informatización parcial en algunas áreas. Esto se está haciendo con el mismo Departamento de Informática del Ministerio, donde existe gente muy valiosa y capaz. En cualquier ámbito laboral y más si se trata de una gestión de gobierno, el tema de la informatización es central.

– ¿Qué obras se necesitan en Salud Pública en la provincia?

– Tenemos muchos proyectos, algunos están en ejecución, como el caso del Hospital del Bicentenario en Gualeguaychú, cuya inauguración está prevista para los próximos 18 meses. Tenemos el Centro de Medicina Nuclear en Oro Verde, que es un polo tecnológico de formación de recursos humanos calificado y de referencia regional, que lo veo con mucho orgullo, porque fui parte desde aquel directorio de IOSPER donde se gestó esa idea y hoy la vemos materializada. Tenemos la inversión en el nuevo Hospital “Teresa Reato” de Paraná, que está en proceso de habilitación la primera etapa y resta la segunda, que es donde se debe habilitar el sector de quirófanos, internación y las partes más complejas. Alguna charla hemos tenido con el Dr. Regazzoni, director ejecutivo del PAMI a nivel nacional, quien nos ha expresado sobre algunas líneas de gestión en este cambio de signo político en el gobierno. La intención que tienen es la de generar en ese hospital, uno de alta complejidad, donde se pueda dar respuesta a la trasplantología y cirugía de alta complejidad, prestando servicio al sistema integral de salud de la provincia.

– ¿Va a haber recategorizaciones de hospitales, como lo está solicitando Crespo?

– En esto hay que ser objetivo: Crespo tiene otros efectores locales de salud, cuenta con el hospital local, hay un polo de alta tecnología muy cerca, en Libertador San Martín y a 40 km., en Paraná, efectores de excelencia. El Hospital de Crespo va a ser dotado de algún equipamiento complementario, sobre todo para el sector de maternidad e infancia, para poder reactivarlo adecuadamente. He tenido una reunión hace pocos días con el intendente (Darío Schneider) y con la directora de Desarrollo Social (Vanesa Pusineri), con quienes hemos charlado puntualmente sobre este tema, ya que no queremos perder de vista el programa de “parto seguro”, porque esto hace a bajar los índices de mortalidad materno-infantil y neonatal. Entiendo a los habitantes de Crespo, pero están muy cerca de dos grandes polos de tecnología médica y quizás el proyecto de inversión inmediata lo vamos a poner en otros lugares, donde verdaderamente necesitamos un desarrollo tecnológico mayor, como en La Paz y Santa Elena, donde vamos a hacer la cabecera de la región sanitaria N° 5, para contener la derivación del norte entrerriano.

– Uno de los objetivos es descentralizar los servicios de salud: ¿Básicamente como se llevará a cabo ese proceso?

– Es un proceso que se ha puesto en marcha y que forma parte de nuestro plan de Salud. Hoy los hospitales dependen de la provincia y así va a seguir ocurriendo. También existen centros de salud periféricos, que son más de 300 de dependencia provincial y en algunos lugares, como en el caso de Crespo, existen centros municipales. Pero también, cercano a las ciudades, hay centros de salud provinciales, que dependen del ejido de Crespo. La idea es ir haciendo una transferencia gradual de servicios, dándosele al gobierno local la potestad de ejercer la política de salud en consonancia lógicamente con la provincial. El personal de dichos centros, seguirá siendo sostenido por el gobierno entrerriano, el monitoreo de las políticas de salud la van a hacer las provincias, pero como los intendentes están muy cercanos a los vecinos y tienen diálogo directo, ellos saben cuáles son las necesidades puntuales y un contacto más directo de lo que puede tener un funcionario provincial.

– ¿Hay un número estimativo de centros que pasarán a formar parte de ese proceso de transferencia?

– En principio no tenemos un número predeterminado de cuántos vamos a transferir, pero la política va a darse desde los lugares más pequeños, con menos densidad poblacional. Queremos apuntar a una política de salud mucho más humanizada, equitativa… Hay lugares donde el centro de salud es el único efector, no hay clínicas privadas ni consultorios y a esos lugares vamos a priorizar para muñir al intendente o presidente de junta, de una herramienta que le sea mucho más cercano a la gente el contacto.

– ¿Hacen falta más especialistas en la Salud Pública?

– Hay especialidades críticas, uno de los casos emblemáticos es el de los anestesistas. A este tema lo hemos tratado con la Asociación Entrerriana que nuclea a esos profesionales, se dio un plan de formación de nuevos especialistas que empezó a funcionar a partir del 2014 y que este año lo vamos a reafirmar, llevando a la legislatura un proyecto para reforzar esa idea. Es un verdadero problema para la salud pública, habidas cuentas que los especialistas actuales muchos empiezan a jubilarse y empezamos a tener muy pocos en algunos lugares de la provincia.

– ¿Faltan médicos y enfermeros en la provincia?

– En algunos lugares puntuales, generalmente en los departamentos del sur y del norte, tenemos una deficiencia importante de camas y también de recursos humanos…

– ¿Cómo es la relación con los gremios?

– Con los gremios tenemos una relación fluida y directa. Conozco lo que es la actividad gremial y cuáles son las preocupaciones que tienen. Desde la gestión, en salud, reconocemos a 2 que son los mayoritarios: UPCN y ATE. Partiendo desde ese punto de vista, particularmente tengo la visión de que el gremio es una herramienta de gestión, porque salud es el único sector dentro de la estructura de gobierno, que tiene paritarias sectoriales. Por ahí se tiene el concepto de que sirve para discutir salarios solamente y no es así. Es una parte importante en la gestión y en la vida de cualquier trabajador, pero también en una mesa paritaria uno debe discutir condiciones de trabajo, capacitación, lo que hace a la higiene y seguridad en el empleo. Soy un hombre de diálogo y consenso, de ninguna manera se me ocurriría confrontar con nadie, lo último que debe quedar en una instancia gremial es el paro, la movilización, los cortes y las demás protestas que conocemos. Cuando se llega a esto, es porque ha fracasado el diálogo, el entendimiento, ahí se ve como se dice en la jerga, la muñeca del buen y del mal dirigente. El buen dirigente es aquel que siempre llega a un buen acuerdo, que culmina con ambas partes conformes. Convengamos que en una negociación siempre alguien tiene que ceder un poco también…

– En Crespo se está trabajando para que haya un servicio de emergencias médicas domiciliarias. ¿Cree que puede haber una colaboración de la Provincia y un trabajo en conjunto con el municipio para implementarlo?

– Totalmente, en la provincia ya se ha empezado a desarrollar un sistema de atención pre-hospitalaria. Puntualmente en Gualeguaychú está funcionando bien, desde el hospital, pero con colaboración del municipio. En Paraná estamos avanzando en un proyecto desde el Hospital San Martín, que también se va a integrar al municipio. Este año se abre una residencia de emergentología en la provincia, de manera que van a tener el total y absoluto apoyo tanto en el recurso humano como en lo organizativo. Hace pocos días nos visitó en la ciudad, el Dr. Carlos Russo, quien es el director nacional de emergencias médica y uno de los fundadores del SAME (Buenos Aires). Él nos va a asesorar en forma directa en la conformación de estos servicios de atención pre-hospitalaria. Me han comunicado de manera extra-oficial además, la intención de empresas conocidas a nivel nacional que estarían haciendo un estudio de mercado para instalarse en Crespo, lo que también es muy positivo…

– Las clínicas y sanatorios están pasando por algunas dificultades económicas: ¿Qué asistencia se les puede brindar desde el Gobierno?

– Hubo y existen en algunos lugares de la provincia dificultades serias, para sostener efectores con financiamiento privado. Tenemos el convencimiento de que existe un sistema único de salud, no distingo entre efectores públicos y privados y me duele mucho que uno tenga que cerrar, porque son camas que se pierden en el servicio de salud y desde el punto de vista laboral, son fuentes menos de empleo. Dentro del apoyo técnico y logístico que podamos dar, desde el Ministerio estamos dispuestos a colaborar. Con nosotros han tenido encuentros, no sólo dirigentes de la Asociación Clínicas de Entre Ríos, con quienes compartimos esta visión, sino también de otras entidades intermedias, como la Federación Médica, que comparten esta preocupación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here