Rosario del Tala: Una escuela lleva 46 años esperando una solución edilicia

0
8

Alumnos de la Escuela de Artes Visuales y Música “Cesáreo Bernaldo de Quirós” de Rosario del Tala, llevan 46 años deambulando de un lado a otro. La precariedad de los diferentes edificios donde funcionó el establecimiento educativo, no impidió el dictado de clases solamente por la buena predisposición de los docentes y alumnos. A principios de mes, específicamente en el acto del 9 de Julio, volvieron a manifestarse con banderas y folletos reclamando una solución. Gestiones se han efectuado en reiteradas ocasiones, pero sin un resultado satisfactorio. Este año el edificio cumple 46 años y cuenta con más de 400 alumnos. Según indicaron desde la entidad, existen unos 15 expedientes que no llegaron a buen puerto. La intención es que este reclamo sea tenido en cuenta para el presupuesto del 2020.

 

PASO A PASO CADA PROBLEMA

 

En una enumeración de los inconvenientes edilicios padecidos, la Escuela hizo saber: Es un edificio con muchos problemas estructurales. En 2012 se cayó el cielorraso de la biblioteca y por suerte no fue una tragedia porque es un espacio que también se usa para dar clases. Las aulas no alcanzan. Las instalaciones eléctricas son viejas y si alguien enchufa una estufa, toda la escuela queda sin luz. No existen salón de actos ni gimnasio y lo que funcionaba como SUM también se destinó a un aula. Hay hundimiento de los pisos en las aulas y la galería. Resquebrajamiento de algunas vigas frente a los sanitarios. Mampostería de las paredes en mal estado. Cielorrasos en mal estado que peligran caerse. Rectoría con humedad tan acentuada que peligran documentación y archivos. Falta de ventilación y aislación acústica en aulas para las actividades de la especialidad. Puertas en mal estado. Falta de luminarias en el acceso al edificio. Falta de elementos de seguridad perimetral en el edificio. Algunas aulas tienen sólo contrapiso. El horno de la sala de cerámica libera toxinas y genera serios problemas porque está dentro de un espacio áulico. El aula de piano donde a veces hay seis o siete alumnos tocando en simultáneo, uno al lado del otro, no tiene más de cuatro metros por dos y medio. No existen aulas para los talleres donde se trabaja con solventes. No hay baños para profesores, se comparten con el alumnado. Como no hay sala de profesores se había cerrado un pasillo que se destinaba a lugar de reunión de los docentes, pero este año se destinó también a espacio áulico.

Buen Día

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here