Ricle: “En lo personal contengo mi odio, mi enojo, mi tristeza, mientras que mis padres están destruidos”

0
28

El 19 de julio pasado en las aguas del arroyo “El Biguá” en jurisdicción de Diamante, fue encontrado sin vida el cuerpo de Osvaldo “Lalo” Ricle, de 33 años, cuya autopsia determinó que había sido asesinado con una puñalada en su cuerpo.

Desde ese momento sus familiares están atentos a los resultados que se van brindando desde la justicia, ya que hay un sujeto involucrado en el hecho ilícito y señalado como el autor material de dicho crimen, que se descubrió después de 9 días de intensa búsqueda.

Laura Ricle, hermana de “Lalo”, manifestó a El Observador que siguen las investigaciones correspondientes por parte de la Fiscalía y sobre la última audiencia de apelación que se llevó a cabo en Paraná, donde ella estuvo presente, se confirmó la libertad del hombre que se sospecha que sería el asesino.

“De todos modos no tuve oportunidad de defenderme en ese momento, pero le planteé a la fiscal que es injusto. Me dijo que no había manera de revocar la decisión así que hasta el día del juicio tendrá que esperar en libertad. Lo mejor para nosotros es que nos defiendan desde la Fiscalía y en lo personal todas las semanas estoy yendo al Juzgado porque falta poco para elevarlo a juicio. Sé que demoran, pero de todos modos se va moviendo. Si veo que no hay respuestas voy a salir a hacer el reclamo, porque como me pasa a mí, le pasaría a cualquiera, que no es fácil convivir con el asesino de un ser querido, saber que vive en tu mismo pueblo y que está ahí, libre. Lo vi a un par de cuadras, no lo pude observar de frente aún y no sé qué reacción tendría en ese momento”, indicó la joven, agregando que la fiscal Florencia Acuña, quien está a cargo de la investigación y muy comprometida con la causa, trabajaba esta semana en pistas firmes.

– ¿Cómo transita la familia la situación, por un lado la pérdida de “Lalo” y por el otro que haya justicia para él?

– En lo personal contengo mi odio, mi enojo, mi tristeza, mientras que mis padres están destruidos. Mi papá no volvió a trabajar, lo más difícil es la impotencia de no poder hacer nada, encargarse de ir al cementerio, colocar una lápida y ver que no pasa nada, que se demoran los resultados. Para mis padres se ha hecho muy dura la vida diaria desde que perdieron a su hijo, fue un antes y un después para toda la familia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here