Ricardo Unrein: “Los avicultores integrados estamos peor que el año pasado”

0
105

El presidente de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos, Ricardo Unrein y los productores Luis Miguel Gauss y Ángel Bauer, visitaron esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, donde en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, contaron en el programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV, sobre el difícil momento que atraviesa el sector y enumeraron los principales pedidos que están realizando.

– Desde hace varios años vienen reclamando por el precio que perciben y también, en algunos casos, por los plazos de pago que utilizan las empresas para abonarles la producción…

– (Unrein) Sí. En relación a lo que se cobra por la actividad, estamos peor que el año pasado. La mayoría de nuestros insumos son importados, es decir, van atados al dólar. Pero cobramos en pesos. Se nos duplicaron los gastos por cortinas, estufas, comederos y bebederos y con lo que hoy nos pagan los frigoríficos, no cubrimos los costos. Hace un año estábamos cobrando entre $ 5 y $ 6 y actualmente, entre $ 6 y $ 8, o sea, tuvimos un 25% de aumento y el precio del dólar se duplicó desde agosto hasta fin de año y ahora un 10% hasta marzo. Por otra parte, el pollo está teniendo un buen precio para la industria, pero ese precio no lo derraman hacia el productor, para que podamos mantener nuestras instalaciones en condiciones o incorporar tecnología. En América Latina estamos últimos en eficiencia, en la relación alimentos consumidos/kilos de carne. El productor integrado tiene a su cargo el gasto de la energía eléctrica que sabemos cómo aumentó, el personal e impuestos. Nos dan el alimento, los medicamentos y recibimos el pollo BB y lo entregamos con 2,80/3 kilos. Hoy, a una granja sin personal, donde trabaja el dueño únicamente, entre amortizaciones y otros gastos, le cuesta $ 12 producir el pollo y con personal, entre $ 14 y $ 17. Cuando el año pasado el dólar pegó el gran salto, el cajón a salida de frigorífico costaba $ 550 y en la actualidad, $ 1.400. Roberto Domenech, presidente de CEPA (Centro de Empresas Procesadoras Avícolas) reconoció que cuando el cajón llegó a los $ 1.100, estaban trabajando bien y con un pequeño superávit, por lo que con $ 1.400, podrían pagar lo que le estamos pidiendo, sin trasladarlo al precio al público. Da para pagarnos tranquilamente los $ 6 más que estamos pidiendo. Otro problema que tenemos es el plazo en el que cobramos, en la Costa del Uruguay hay productores que reciben el pago a los 120 días. Con la economía que vivimos, cobrar a los 3 meses, es irrisorio…

– ¿Hay cierres de establecimientos?

– (Unrein) Se están empezando a ver algunos cierres. En la Costa del Uruguay, donde nació la avicultura y que tiene productores de más años, hay algunas granjas que están parando. Desde CEPA nos manifestaron que teníamos que plantear nuestros problemas, frigorífico por frigorífico, pactar reuniones y hablar con cada gerente o dueño para los aumentos, porque cada uno tiene su forma de trabajar. Este año nos hemos abocado a eso, pero en la empresa que más faena en el país, directamente ni nos atendieron y nos mandaron nuevamente a hablar con CEPA. Hemos enviado formalmente un pedido de audiencia al Centro para que nos reciban y plantear los pasos a seguir. En la provincia de Buenos Aires tienen el problema además, que a ellos no le proveen el gas para calefacción, como sí se hace en Entre Ríos, por lo que dejarían de bajar pollos en la temporada invernal, vacacionan a su personal y vuelven a retomar la actividad en septiembre u octubre…

– (Gauss) En nuestra familia tenemos una instalación para 65.000 aves. Mis padres la hicieron en 2000. Empezamos desde muy bajo, la automatización se fue haciendo de a poco, con créditos… Vendimos hectáreas de campo para invertir en este negocio, que era rentable. Hoy estamos dolidos, porque es como que pareciera que invertimos mal el dinero, no lo recuperamos y estamos perdiendo capital y si esto sigue así, no lo vamos a recuperar más, porque es imposible sostenerlo. Los insumos dolarizados suben… Además, la producción avícola es un trabajo las 24 horas del día, tiempo que uno tiene que estar para que el producto sea bueno, que ese pollito bb, no sufra cambios de temperatura, que tenga la oxigenación correspondiente. Nos pagan por tabla de eficiencia y la mortandad, nos baja el precio. En la costa del Uruguay les pagan $ 5 y $ 6 y ya se ven galpones con cortinas con agujeros, porque no hay dinero para reponer. El productor necesita que le paguen $12 para mantener la granja y que le quede una pequeña inversión para seguir en la productividad…

– (Bauer) Yo tengo capacidad para 35.000 aves. Estoy trabajando con mis hijos. Hicimos un terraplén para hacer otro galpón, para 25.000 aves y estamos analizando si lo hacemos o no, porque es una inversión que no baja de los $ 4.000.000…

– ¿Qué pasará si no hay respuestas?

– (Unrein) Hay gente que está pidiendo en ponerse de acuerdo en no bajar el pollito bb, porque al productor no le sirve trabajar más de esa forma. Los números cantan a la vista, que entre el precio del cajón de pollo que había en agosto y hoy, tranquilamente podrían pagar lo que estamos solicitando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here