Reclaman por la sanción de la ley de fertilidad asistida

0
0

“Sumate a dar Vida” es una ONG de alcance nacional, que está compuesta por pacientes que atraviesan el camino de buscar una solución a la infertilidad. Se trata de aquellas personas que no pueden concebir en forma natural, sino que deben efectuar tratamientos médicos complejos y costosos. La entidad tiene 15 años de existencia y posee funcionamiento en numerosas provincias. Prácticamente desde que dio su primer paso, la organización se encuentra focalizada en lograr una meta: la sanción de la ley de fertilidad asistida, para que la infertilidad sea reconocida como una enfermedad en Argentina. Este problema ya fue considerado como tal por la Organización Mundial de la Salud, aunque en nuestro país es una deuda pendiente.

Alicia Silvan y Evelyn Acevedo son representantes de “Sumate a dar Vida” en Entre Ríos y durante la semana estuvieron en El Observador para hablar de la problemática.

– ¿Por qué después de tantos años aún no fue aprobada la ley?

– (Alicia) Porque creen que la infertilidad puede arreglarse con unas pastillas, con métodos sencillos y no es así. A veces son muchas las causas que llevan a tener este problema y hay que hacer tratamientos muy costosos. En Argentina entra en juego la parte comercial y el rol de las obras sociales. De modo que si se declara por ley como una enfermedad, las obras sociales tendrán que cubrirla. Lo mismo deberá suceder con los hospitales públicos, ya que se incluiría al Programa Médico Obligatorio.

– ¿Se sabe cómo está siendo tratado ese proyecto?

– (Evelyn) A nivel nacional tiene media sanción. Desde entonces hay 90 días para que baje al Senado, de los cuales ya pasaron 60. Como ONG nos juntamos con los legisladores y debatimos cada punto. Cuando se trató en Diputados lo trabajaron con mucha seriedad y aprobaron varios aspectos que la agrupación había marcado. Eso nos sirve y reconforta. Fue una dura pelea pero sirvió. Ahora queremos que el Senado tenga el mismo compromiso.

– ¿Cuáles son las causas del problema de la infertilidad?

– (Alicia) Son múltiples. A lo largo de la vida algunos medicamentos o enfermedades pueden atrofiar la posibilidad de procrear. Debemos tener en cuenta que no es únicamente una cuestión del que nace estéril y de hecho los datos indican que el problema se incrementa a partir de los 35 años en las mujeres y de los 45 en los hombres

– Se desconocen varios aspectos de este problema. A veces las parejas no lo quieren tratar.

– (Evelyn) Siempre le pedimos a las parejas que comenten estos detalles, porque si lo hacen, la gente va a saber de qué se trata la infertilidad. En ocasiones, el tema se trata a puertas cerradas y eso juega en contra para las leyes. Todavía nos encontramos con personas que creen que la fertilidad asistida es el famoso chico de probeta y no es así. Les explicamos los tratamientos, cuáles son los métodos y demás. Hace 30 años que se dejó de ser “el niño de probeta”.

– (Alicia) Por eso muchas veces cuando la ONG va a un lugar, lo hacemos con el acompañamiento de los médicos, porque son los profesionales los que pueden responder mejor ante ciertos cuestionamientos. Es un tema complejo de tratar, demasiado susceptible y a veces está rodeado de temor y prejuicio. No es nada sencillo ir a un consultorio y que el médico le afirme a alguien que no puede concebir. Como ONG intentamos ayudar en ese camino, en el que se experimenta euforia, depresión y angustia. Es una enfermedad que afecta no solo al integrante de la pareja que lo padece sino a su cónyuge o compañero. La parte psicológica va sufriendo considerablemente porque pasa por estrés prolongado. Cuando uno de los dos tiene el problema, es la pareja que se ve sometida a los tratamientos. Es una lucha a la par.

– ¿Cuánto cuestan los tratamientos?

– (Alicia) Cuando el inconveniente es de baja complejidad, se puede efectuar el tratamiento sin usar métodos complejos. En cambio, cuando es de alta complejidad es necesario equipar un laboratorio para esa pareja y naturalmente los costos se elevan. En esta cuestión trabajan tres médicos y un biólogo, que es el que hace la fertilización. Los tratamientos de baja complejidad rondan entre $ 2.000 y $ 5.000, mientras que los de alta van de $ 16.000 a $ 30.000. Las parejas del interior del país es la que más sufre, porque no hay centros especializados. En Paraná tenemos centros que actualmente están trabajando, pero siempre los pacientes terminan en Buenos Aires, Rosario o Córdoba, donde se derivan por las complejidades.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here