Ramírez: Fuerte respaldo de fieles católicos al padre Mario Ventura

0
1

padre MarioMientras algunos habitantes de General Ramírez piden el traslado del sacerdote Mario Ventura, acusándolo de negar el bautismo a los hijos de madres solteras, de no aceptar divorciados como padrinos, de comportarse de modo poco evangélico, otros lo apoyan fervientemente.

Es el caso de Victoria Heffling, que se ocupa de muchas tareas en la iglesia: atiende el teléfono, prepara el almuerzo del cura, reparte folletos, cobra la cuota de los alumnos de la escuela parroquial, organiza a los que vienen por una confesión, y también administra una nota, dos hojas, que tiene este título: “Feligresía sale en defensa del sacerdote Mario Ventura”.

Está fechada el 23 de enero, y expuesta para la firma de los fieles que llegan hasta la sacristía.

Empieza así: “Los católicos practicantes de General Ramírez, ante el ataque infundado de un grupo de gente que mal puede llamarse católica, ya que no practica la religión, no frecuente los sacramentos, y no participa de la vida activa de la parroquia local, desconociendo en consecuencia una serie de logros del padre Mario Ventura, desde su llegada a estos parajes, queremos dejar en claro ante la opinión pública los siguientes puntos y/o consideraciones.

“Esos puntos y o consideraciones, son: que no está todo el pueblo contra el cura, sino “un grupo de gente, disconforme con algunas verdades”; que el padre Ventura, en los casi tres años que lleva en General Ramírez, “ha logrado sanear la parroquia”, entre otros aspectos, a través de la “estricta observancia de los postulados expresados en el Código Canónico, por el cual deben regirse los que abrazan el Sagrado Ministerio del Sacerdocio, dejando de lado la permisividad en cuestión de moral católica, tan en boca actualmente”; que “no es cierto que los fieles se hayan ido a otras confesiones”, que “la verdadera feligresía católica, apoya y obedece a su pastor”.

Dora Scrosoppi atiende una zapatería sobre la avenida San Martín: se llama Calzados Dorita, y dice que no entiende muy bien por qué hay tanto encono de parte de algunos pobladores hacia el cura. “Sé que no es muy simpático; que uno lo encuentra en la calle, y no te saluda, y que a veces rechaza una invitación para sentarse a la mesa, a compartir un almuerzo. Pero es su forma de ser. Yo no sé nada de eso que andan hablando personas que jamás han pisado la iglesia”, comentó en declaraciones a El Diario.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here