Quienes no tengan terrenos también podrán acceder a un crédito Pro.Cre.Ar

0
0

La presidenta Cristina Fernández afirmó que “lo que tienen que entender los que llegaron a un determinado nivel económico, los que ya son clase media, media alta o alta, que también los que todavía no llegaron tienen el derecho a aspirar a ser de esa clase media, y por qué no alta” y “a tener su casa”.

“La verdad es que escucho algunos comentarios acerca de la localización de barrios pienso que algunos se creen miembros de la dinastía Romanoff”, reafirmó Cristina, en un acto en el Museo del Bicentenario contiguo a la Casa de Gobierno.

La Presidenta explicó que “la verdad que quiero ser sincera, tengo que decirlo, observo como que los argentinos o una parte de ellos tuvieran desprecio hacia determinados sectores sociales que no han podido crecer o tener mejores ingresos”.

En ese sentido, expresó que “si recorremos nuestra historia en lo que fue la primera oleada no había ningún noble, era toda gente que no tenía ninguna oportunidad en España y en sus orígenes eran contrabandistas, hace 200 años”.

“Y la segunda oleada -continuó la presidenta-, de la mayoría de los que estamos acá, de los inmigrantes, bajó de los barcos muertos de hambre, buscando un destino mejor”.

Pero Cristina advirtió que “muchos hemos tenido suerte; la hija de un colectivero ha llegado dos veces a ser presidenta de la Nación y casada con un presidente”.

En esa dirección, recordó “el lema de los norteamericanos, que cualquiera puede ser presidente”, e insistió que “cuando algunos hablan parecen que fueran descendientes de los Romanoff”.

Al volver sobre la necesidad de la gente de tener una vivienda, la mandataria dijo que se “necesita de la inteligencia y de la solidaridad de todos para poder construir viviendas”.

“Y por qué hablo de la solidaridad y me sonrío un poquito y miro hacia la izquierda, porque trascendió en los últimos días que en Ezeiza hay barrios hermosos; el justicialista uno y el justicialista dos, ya que los construyó el general (Juan) Perón hace muchísimo tiempo”.

“Ahora bien -apuntó- se han convertido en dos barrios espectaculares muy lindos; ahora se los llama uno y dos, porque a algunos les da cosita vivir en el justicialista uno”.

Agregó que “no importa, lo importante es tener la solidaridad de todos para realmente en esos terrenos permitir que muchos vecinos, que también aspiran a progresar, los que ya son clase media, media, media alta” puedan tener la suya.

Además, sostuvo que “tenemos que hacer todos un gran esfuerzo para seguir sosteniendo este modelo que ha venido creciendo pese a las graves dificultades que atraviesa el mundo por la crisis” y remarcó que “vamos a seguir poniendo todos los días una nueva idea”.

La Presidenta formuló estos conceptos durante el acto donde se anunciaron las nuevas fases del plan Procrear, en el que apuntó que en el marco del “fantástico” plan de viviendas “hemos dado un paso importantísimo”, ya que a partir de ahora comenzarán a adjudicarse créditos “a aquellos ciudadanos y ciudadanas que no tienen terrenos para construir”.

Cristina explicó que hasta ahora “los sorteos (de los créditos) eran para todas aquellas personas que tenían terreno”, y dijo que desde ahora son más los que pueden “llegar a la casa propia”.

Explicó que los fondos obtenidos de la venta de terrenos fiscales en los barrios de Palermo, Caballito y Liniers serán “destinados a un fideicomiso para financiar las obras para el soterramiento del ferrocarril Sarmiento”.

“Lo nuestro no es el negocio inmobiliario”, enfatizó la Presidenta y precisó que “todo lo que se obtenga por parte del Estado nacional de estos terrenos de altísimo valor será destinado íntegramente a un fideicomiso para financiar las obras de soterramiento del Ferrocarril Sarmiento”.

En otro orden, Cristina manifestó que “ha aparecido la figura de los emprendedores privados, que es una posibilidad de crear instrumentos de ahorro por parte de constructores privados para recrear la actividad económica en nuestro país”.

“También abordamos la situación de la ciudad de Buenos Aires”, dijo y adelantó que las autoridades nacionales esperaban reunirse con las de la ciudad para “acordar normativa” porque “en Buenos Aires también hay mucha gente que no tiene casa”.

Expresó la jefa de Estado que con el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento “va a quedar una franja disponible en la ciudad de Buenos Aires de valor muy alto”, y dijo que en la utilización de estos terrenos se contemplará su uso “para el espacio verde pero también para las viviendas”.

Detalló que para los terrenos que quedarán en la superficie tras soterrar el Sarmiento, se convocará “a la ciudadanía, sociedades de arquitectos e ingenieros a hacer un proyecto de utilización de esos terrenos ociosos donde se contemple el espacio verde pero también que las viviendas que son necesarias”.

Anunció que hoy firmará “el decreto para que el primero de octubre pueda licitarse”, el sector de Puerto Madero conocido como Isla Demarchi, donde se impulsa la creación de un gran polo audiovisual.

“Hoy voy a firmar el decreto sobre la Isla Demarchi para que el primero de octubre pueda someterse a licitación, para aprovechar estas tierras que años y años estuvieron inutilizadas, mientras millones de argentinos penan por tener una vivienda”, afirmó la jefa del Estado.

Cristina estaba acompañada por el vicepresidente Amado Boudou, el jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, la titular provisional del Senado Beatriz Rojkés, el titular de la Ansés Diego Bosssio, y el vice de la ex Onabe Martín Reibel Maier, entre otros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here