¿Qué es la “Educación Emocional” y en qué ayuda? Invitan a una charla para el 4/4

0
60

En los últimos años irrumpió con mucha fuerza en nuestro país la “Educación Emocional”, proceso a través del cual se busca mejorar la calidad de vida de las personas a partir del desarrollo de habilidades emocionales.

El vicepresidente de la Fundación Argentina de Educación Emocional, el crespense Carlos Sigvardt, explicó que “estamos trabajando para que se implemente una ley de educación emocional en todas las provincias. Ya se logró en Misiones y Corrientes y en Entre Ríos, hemos participado en las comisiones de Educación del Senado y nos hemos entrevistado con el vicegobernador Adán Bahl. Nos han prometido tratar la ley este año y estamos muy ilusionados con que eso ocurra, mientras tanto, estamos capacitando en el lugar donde nos convoquen. En abril viajaremos a Santiago (Chile), para participar de un congreso internacional, en el que estarán Rafael Bizquerra, reconocido internacionalmente en la materia, junto con Pilar Sordo. En Crespo, el 4 de abril, a partir de las 18.00, haremos una charla titulada ‘Aulas emocionalmente felices’ y está dirigida a docentes y estudiantes de todas las modalidades, a beneficio del Hogar Nuevo Amanecer, por lo que aquellos interesados en tener más datos, nos pueden consultar en el Facebook (de esta institución). Se va a llevar a cabo en el Colegio Sagrado Corazón y en la que se abordarán diferentes formas de encarar la enseñanza/aprendizaje. Decimos que es un nuevo paradigma que no es netamente cognitivo, sino que tiene que ver con lo afectivo y emocional” expresó en diálogo con “Hora de Noticias” de Canal CVC.

– ¿Cuáles serían los beneficios de la “Educación Emocional”?

– Permite enseñar a mejorar las habilidades emocionales que uno posee. Cuando de pequeño uno aprende a manejar las mismas, a partir de su autoestima, en la adolescencia llega más fuerte y nutrido emocionalmente. Es importante que un niño desde pequeño aprenda a identificar esas cuestiones. Con este método, lo que se busca es enseñar de manera sistemática a ir identificando qué nos pasa ante determinada situación, lo que nos permitirá ir mejorando en nuestra vida. En este siglo XXI, el ingreso de la tecnología hace que tengamos cada vez menos contacto directo con el otro. Hay que ir por la lectura, el deporte, la amistad, el compañerismo, la solidaridad… Cuando hablamos de felicidad, decimos que la misma se puede aprender. Solamente un 10% inciden las circunstancias para que una persona sea feliz, lo otro es como uno sabe manejar las situaciones. Hay gente que le pasan cosas impresionantes y uno dice, ‘¡¿cómo está igual de contento?!’ y a otro lo deja el colectivo y se quiere ‘morir’. No hay proporción, pero es porque algunos están más preparados emocionalmente que otros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here