Qué alimentos comer para mantener equilibrado el colesterol

0
2

Dra. ElsasserLa vorágine que han adquirido las rutinas de grandes y chicos en los últimos años ha incidido significativamente en el modo de alimentarse de las personas, siendo muchas veces poco favorable para alcanzar una óptima calidad de vida. Vale la pena entonces replantearse ¿por qué si sabemos que la comida chatarra hace mal seguimos consumiéndola? Para muchos es sencillo, porque su sabor es muy agradable y tentador y debido a que es más fácil comprar algo poco elaborado que es entregado en minutos, antes que ponerse a cocinar platos variados y nutritivos. Pocos comprenden que esto no debería ser así y lamentablemente, las reacciones y cambios de hábito aparecen cuando el organismo se ha dañado o enfermado a causa de estas irresponsabilidades alimenticias.

Quienes hacen un abuso de las comidas chatarras, ingiriéndolas de manera constante y en grandes cantidades, favorecen el aumento de peso, factor que predispone a padecer obesidad, hipertensión, entre otras enfermedades. Uno de los primeros indicadores que permite sospechar que el organismo no está bien, es el índice de colesterol. Al respecto, El Observador dialogó con la Dra. Silvana Elsässer (MP 9930), especialista en clínica médica, quien explicó: “El colesterol es una sustancia que se encuentra en el organismo. Todas las personas lo tienen, porque es necesario para la salud. De hecho, se trata de un componente vital, que integra la membrana de las células humanas y es precursor de vitaminas, hormonas y sales biliares. La razón por la que se lo suele asociar a algo malo, es que su exceso constituye un problema, ya que está relacionado al aumento de riesgo de contraer determinadas enfermedades o afecciones severas, entre ellas el infarto y el accidente cerebrovascular. Esto ocurre porque al tener más colesterol del que el organismo puede llegar a utilizar, el cuerpo lo deposita junto con otras sustancias en el interior de las arterias, dando lugar a su endurecimiento y cierre, lo cual obstruye el torrente circulatorio de la sangre, episodio conocido como la arteriosclerosis”.

colesterolLa profesional comentó que “obtenemos el colesterol de 2 fuentes. Una externa: los alimentos de origen animal y otra interna: de nuestro organismo, la mayoría fabricado por el hígado. En algunas personas este mecanismo está alterado por razones genéticas o de enfermedad, lo que produce en ellas valores de colesterol alto. Es necesario controlar la cantidad de colesterol que ingerimos para no alterar el equilibrio que tiene con la producción interna del mismo. De todos modos hay que tener en cuenta que no todas las personas debemos tener el mismo índice de colesterol. El médico de confianza hará una evaluación del riesgo general que tiene un paciente de sufrir infartos o accidentes cerebrovasculares y le indicará cuáles son sus parámetros personales. Los otros factores que se toman en cuenta también son el tabaquismo, la hipertensión, el sexo masculino, la edad y el antecedente de un familiar, ya sean padres o hermanos que hayan padecido enfermedad cardíaca antes de los 55 años en hombres y de los 65 en mujeres. En base a esto, se determina en rangos generales la exigencia en los niveles de colesterol”.

La especialista comentó que no debe confundirse con triglicéridos, ya que éstos son un tipo de grasa que sirve como reserva de energía, pero no es lo mismo. Además, explicó que el colesterol posee 2 grandes clasificaciones: “El total, el LDL o ‘colesterol malo’, HDL o ‘colesterol bueno’ (su adjetivo deriva de la capacidad que tienen de aumentar o disminuir respectivamente el riesgo de enfermedades) y el colesterol no HDL”.

comida saludableQuienes se exceden un poco de los valores indicados por los médicos, requieren de un tratamiento estricto que les permita volver al equilibrio necesario o al menos, lograr que el colesterol no continúe aumentando indiscriminadamente. “Se puede bajar el colesterol sin medicación evitando la carne roja, manteca, fritos, quesos y demás. También bajando de peso y aumentando la actividad física diaria. Con estas medidas, no sólo bajará el colesterol, sino que mejorará la salud del paciente en diversos aspectos. No existe una dieta para todos por igual, pero en general, se aconsejan frutas, verduras, granos, nueces, almendras, lácteos descremados y pescado. Es importante limitar o evitar azúcar, dulces y harinas refinadas, presentes en el pan blanco, arroz blanco, pastas y comidas rápidas. El huevo es una buena fuente de proteínas y no aumenta mucho el colesterol, pero no se debe abusar su consumo”. Asimismo, Elsässer señaló que “están siendo estudiados algunos alimentos que podrían bajar el colesterol, tales como los ricos en ácidos grasos omega 3: presentes en el aceite de pescado, de oliva y de canola. Estos aumentan el colesterol ‘bueno’ y disminuyen algunos tipos del malo, así como también los alimentos ricos en fibra como frutas, vegetales, legumbres, avena y las nueces”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here