Pte. HCD de Feliciano, Diego Zambón: “Se puede trabajar de forma conjunta”

0
1

DIEGO ZAMBÓNEn comunicación con El Observador, el viceintendente y presidente del Concejo Deliberante de Feliciano, Diego Zambón, se refirió al trabajo legislativo que llevaron a cabo durante este tiempo y no dudó en afirmar que “el balance es muy positivo”.

En ese marco destacó que “trabajamos en conjunto con todos los ediles y se aprobaron numerosos proyectos, entre ellos, un programa de viviendas denominado ‘Pueblos originarios y rurales’, que conforman un total de 26 unidades. Lo que hizo el Concejo es aprobar el consorcio para que lleve a cabo la obra. También dimos lugar a una carpeta llamada ‘Manos Únicas’, muy importante para la convivencia en la localidad, que a partir de julio va a estar funcionando. Básicamente se trata de una medida para reordenar el tránsito, ya que estaba cada vez más complicado, donde se decidieron los sentidos de las calles y se determinó eliminar la circulación doble mano, dado que, el crecimiento de la población y su consecuente necesidad de utilizar autos y motos, generaron que las calles se tornen muy angostas. Relacionado con esto, también estamos abocados a la aprobación de una norma que regule el horario de consumo de alcohol, ya que la ordenanza anterior referida a esto estaba desactualizada, por lo que decidimos generar otra que incluya todos los puntos en los que estamos interesados, en especial horario y prohibición de venta a menores”.
Al ser consultado sobre la relación entre los diferentes bloques que conforman el Concejo Deliberante, Zambón expresó que “como pasa en todas las ciudades de la provincia, suele haber muchas diferencias entre los bloques. Pero de todas maneras, tenemos buen diálogo y se puede trabajar de forma conjunta”.
Tras el lanzamiento de la campaña Concientización Ciudadana, el viceintendente hizo algunas reflexiones al respecto, señalando que “los vecinos fueron claros respecto a la importancia de regular, por ejemplo, el tema de los ruidos molestos. Gracias a la ordenanza que aprobamos, se ha calmado un poco la cuestión, especialmente con los caños de escape de las motocicletas. Los agentes de tránsito en el momento del operativo, tienen la facultad de revisar los denominados ‘escapes libres’. Si constatan que no es el original, se le retiene la moto y se le saca el caño de escape. Luego el dueño trae el original, se hace el cambio y el escape libre queda en el municipio”.