Pronostican una producción total de trigo cercana a las 19.000.000 de toneladas

0
16

Luego de un año complejo, la campaña de cosecha fina ingresa en un momento de definición. Con un incremento interanual del área cultivada con trigo, el ciclo comenzó con condiciones hídricas satisfactorias y precios atractivos. Sin embargo, los cambios registrados por la macroeconomía argentina, junto con las adversidades climáticas ocurridas a lo largo del ciclo (extremos de lluvias, heladas tardías y granizo) generan inquietud respecto del resultado productivo y económico esperable por parte del productor y su impacto a nivel nacional.

Según un relevamiento de CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola), en promedio, los rendimientos de trigo estarían un 3,7% por encima de lo planificado. Sin embargo, se advierte una elevada heterogeneidad entre las zonas. En el centro del país (regiones CREA Centro, Córdoba Norte y Sur de Santa Fe), los rindes se encuentran entre un 11% y 14% por debajo de lo esperado, fundamentalmente por la combinación de adversidades climáticas. Se suma a estas zonas el NOA, con una caída importante de los rindes proyectados (52%). Por el contrario, en el Norte, Oeste y Sudoeste de Buenos Aires y en Entre Ríos, los rendimientos esperados se encuentran por encima de lo normal (4% a 33%). También se esperan resultados superiores respecto de lo planificado en el Norte de Santa Fe y en la región “Chaco-Santiagueño”.

Estas proyecciones de los productores son concordantes con los resultados arrojados por ProRindes, una plataforma que permite pronosticar rendimientos utilizando modelos de simulación de cultivos. La misma, que fue desarrollada en conjunto entre CREA, el Servicio Meteorológico Nacional, la Universidad de Miami y la Facultad de Agronomía de la UBA, indica (para el promedio de suelos y manejos agronómicos) una caída de rendimientos en localidades como Río Cuarto (-2%), Laboulaye (-11%) y Pilar (-37%). En cambio, evidencia rindes por encima de lo normal en Tandil (+5%), 9 de Julio (+8%), Junín (+10%), Gualeguaychú (+18%) y Coronel Suárez (+24%).

En relación al área ocupada por el trigo, la investigación muestra que en la presente campaña el cultivo usó en promedio, un 13,8% de la superficie de los establecimientos CREA, superando la intención de siembra relevada en julio de este año, como así también el valor registrado en noviembre de 2017 (para la campaña anterior), que en ambos casos fue del 13%. En base a ese dato, la proyección del área con trigo, a nivel nacional, se encuentra por encima de los 5,6 millones de hectáreas.

Dado que durante el relevamiento, realizado durante noviembre, tuvieron lugar algunas adversidades climáticas, “es posible que haya impactos negativos no registrados, los cuales pueden disminuir ligeramente las expectativas de rendimiento en algunas zonas” se explicó desde CREA a El Observador. Así, en función de las proyecciones de rendimiento y de área, provenientes del relevamiento y de otras fuentes de información (Bolsas y Secretaría de Agroindustria), el Radar Agrícola -una herramienta diseñada por el Área de Economía del Movimiento CREA para monitorear los resultados productivos, económicos y financieros esperados para todos los departamentos agrícolas de la Argentina- anticipa una producción total de trigo cercana a las 19 millones de toneladas para la campaña 2018/19, es decir, un 6,5% más que el año anterior. Las condiciones climáticas en los próximos días determinarán el resultado final de los cultivos y su impacto en el resultado económico y financiero de las empresas.

 

Situación en Entre Ríos

 

En la provincia, las condiciones climáticas del invierno y la primavera fueron muy favorables para el cereal y por lo tanto, existían buenas expectativas de rendimiento, las cuales se están confirmando. Según se informó desde la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, el rendimiento promedio provincial se sitúa en 3.750 kg/ha, esto marca una variación interanual del 48% (1.227 kg/ha) con respecto al ciclo 2017/18 cuyo valor fue de 2.523 kg/ha. En relación al promedio provincial del último quinquenio, cuyo valor se sitúa en 2.761 kg/ha, la variación es del 36% (989 kg/ha).

El informe de la BCER destaca que, con algo más de la mitad del área cosechada, ya se había superado la producción de trigo del año pasado, que fue de 751.335 toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here