Presentarán anteproyecto para eliminar el financiamiento a las escuelas “públicas de gestión privada”

viedma - instituto modelo viedma, para nota sobre escuelas privadas.Esta semana se presentará formalmente un anteproyecto de ley por el que se buscará eliminar el financiamiento a las escuelas llamadas «públicas de gestión privada» en Entre Ríos.

Entre los fundamentos de la propuesta que publicó AIM, se argumentó que “la formación del ciudadano financiada por el Estado no debe estar en manos privadas ni de congregaciones religiosas, ya que el Estado debe igualar a todos los matriculados inscriptos en el sistema público sin diferencias por cuotas sociales o solidarias”.

Entre Ríos está sumida en un conflicto docente y una iniciativa que ingresará por sugerencias ciudadanas de la Cámara de Diputados plantea un fuerte debate sobre los recursos para el sistema público.

La propuesta sugiere la derogación de artículos de la Ley de Educación Pública provincial Nº 9.890, por la que se suprimiría la obligación del Estado de financiar las llamadas «escuelas públicas de gestión privada», ya que «quitan recursos al sistema público que se encuentra sumido en un brutal ajuste desde hace décadas, fondos que ayudarían a reforzar el sistema público», según se explicó en el fundamento del proyecto.

En ese marco se considera «un peligroso ensayo de tercerización que el Estado sostiene desde hace tiempo, subsidiando instituciones que no sólo alivian la matrícula pública sino que, también, forman cuadros de sujetos subordinados a religiones, cuando la educación es laica y la Constitución entrerriana establece estrictamente que las escuelas públicas son laicas. Es oscuro que el Estado financie la desigualdad ya que es una expresión de facto de violación del artículo 16 de la Constitución de la Nación que establece que «la Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: No hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la Ley…».

Además, se explicó que la formación (Bildung) del ciudadano financiada por el Estado «no debe estar en manos privadas ni de congregaciones religiosas, ya que el Estado debe igualar a todos los matriculados inscriptos en el sistema público sin diferencias por cuotas sociales o solidarias».

En ese marco, se aclaró que la educación «debe ser pública o privada, pero jamás ‘pública de gestión’ privada, ya que esa figura genera ciudadanos de primera y segunda».

Por otro lado, la propuesta sugiere la obligatoriedad de inscribir a los hijos de funcionarios electos por el pueblo en el sistema público, como ocurre con la obra social de los trabajadores, «para que, de una manera solidaria, demuestren su confianza y vuelquen sus energías en sostener y mejorar el sistema público en el que trabajan”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.