Preparan centros de evacuados por la crecida del río Paraná

0
1

crecido rioEl director de Defensa Civil de la provincia, Roberto Destri, comentó a El Observador que “estamos trabajando en la organización de un relevamiento de la zona costera, para determinar la cantidad de personas que pueden verse afectadas con esta crecida. En este momento, el Iguazú está bajando, porque es un río que crece rápido y baja de la misma manera y todavía en la provincia, no hemos llegado a los niveles de alerta. El río Paraná es predecible y permite trabajar, no es rápido y lo importante es que llega el pico y se va enseguida. Es una crecida atípica, que no estaba prevista, sino que son las consecuencias de los más de 300 mm. que llovieron en el sur de Brasil”.

– ¿Se necesitarán evacuaciones…?

– Con el Consejo Provincial se tratará de organizar los trabajos que vamos a realizar cada una de las personas que estaremos en este operativo. Por ejemplo La Paz tiene centros de evacuados, en Santa Elena hay lugares para alojar gente también, al igual que en Paraná y se estuvo hablando con autoridades del Ejército, que tiene galpones muy grandes… Ocurre que en tiempos de crecida, hay familias que siempre deben ser evacuadas y que ni bien bajan las aguas, vuelven a su lugar de hábitat. No es fácil reubicarlos, porque ellos viven del río, que cazan y pescan y es difícil llevarlos a otros puntos…

 

Organización y prevención  

 

En las últimas horas, el gobernador Sergio Urribarri se comunicó con las autoridades nacionales que intervienen en estas situaciones y puso en marcha un esquema preventivo con la intervención de los equipos de Hidráulica, Producción, Salud, Acción Social y Defensa Civil, que están monitoreando en forma permanente la situación. “Este viernes voy a mantener un encuentro con todos aquellos funcionarios e instituciones provinciales y municipales que tienen responsabilidad en la materia”, anticipó el primer mandatario.

Cabe acotar que con esta inundación se verán afectadas las provincias de Chaco, Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos, que podrían sufrir el anegamiento de sus zonas ribereñas. El responsable de la Oficina de Prevención Ante Desastres Naturales de Posadas, Fabio Cabello, explicó la crecida que registran los ríos Paraná e Iguazú “no provocará inconvenientes en las ciudades costeras de Misiones pero sí en algunas zonas de las provincias ubicadas aguas abajo”, entre las cuales está Entre Ríos. El especialista remarcó que “lo esperado es que se produzcan algunas evacuaciones en Corrientes en estos días y en los subsiguientes en el resto de las provincias… Este comportamiento de los ríos es cíclico y se producen muchas veces cuando las precipitaciones se dan con mayor intensidad” y recordó las inundaciones de 1982/83 y 1997/98. Este año los pronósticos climáticos elaborados por organismos especializados de Argentina y Brasil anticipan que habrá meses lluviosos “porque está en desarrollo un evento El Niño nuevamente”, indicó.

Hay números que preocupan y generan alarma: el caudal del Iguazú alcanzó una marca nunca antes registrada, al llegar el martes a 45.700 metros cúbicos por segundo, cuando lo habitual es de 1.500. Desde que comenzaron las mediciones del movimiento en la cuenca de ese río, la marca máxima registrada fue durante las inundaciones de 1992, con 36.000 metros cúbicos por segundo, unos 10.000 menos que la medida actual.