Preocupan animales sueltos en rutas, que provocan muertes y heridos

animales en rutasEsta semana, un hombre y una mujer murieron luego de que el automóvil en el que se conducían impactó de lleno contra un caballo que se encontraba parado en la Ruta Nacional Nº 38, en el Departamento Cruz del Eje (Cba). En Entre Ríos, en los últimos 15 días, hubo numerosos choques de vehículos a vacas y equinos que cruzaban la ruta, provocando lesiones en sus conductores, pero afortunadamente no se registraron víctimas, reabriendo nuevamente el debate sobre qué hacer para evitar estas lamentables situaciones. Entre los damnificados, estuvo el ministro de Planeamiento, Juan Javier García, quien el 15 de julio pasado, mientras viajaba en un auto oficial, junto a otras 2 personas, colisionó en la Ruta Provincial Nº 2, a escasos 2 kilómetros de su intersección con la Autovía Gral. Gervasio Artigas (ex Ruta 14), con 8 vacunos que cruzaban la calzada y el 21 de julio, el vehículo que transportaba al Comisario General, Luis Alberto Gómez, titular de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial, chocó sobre la cinta asfáltica con un vacuno, a 14 kilómetros al sur de Federal. En ambos casos, los accidentados solo sufrieron lesiones leves, aunque sus autos quedaron totalmente destruidos.

Este lunes, estuvo en el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, con sede en Crespo, la vicepresidente del Consejo Federal de Seguridad Vial, Dra. Lucila Haidar, quien en diálogo con El Observador habló sobre este grave problema y explicó que “con la Brigada de Delitos Rurales de la policía, se viene trabajando para evitar estas situaciones. En muchos casos, cuando encontramos animales a la vera de las rutas, como no tienen marcas, difícilmente se puede identificar a sus dueños. Hay algunas zonas de la provincia donde se ven a vacunos en las banquinas, que también tiene que ver con las situaciones que hemos pasado recientemente, por las crecientes del río Paraná, lo que ocasionó que los mismos, que estaban en zona de islas (inundables) hayan sido trasladados a ‘tierra firme’ y a veces no encuentran campo propicio para su alojamiento, ya que es excesiva la cantidad. Pero remarco que estamos trabajando para revertir esta situación y que no tengamos que padecer estas situaciones”.

Desde la División de Delitos Rurales de la Policía se informó a este medio, que en julio se secuestraron casi 850 animales sueltos, cuyos propietarios (en los que se pudo determinar), fueron multados con un mínimo de 100 litros de nafta super y un máximo de 300 litros de ese combustible, por lo que la menor pena ascendió a $ 1.200. Cuando el animal no tiene marca o no se comprueba quien es su propietario, directamente es secuestrado y tras un tiempo prudencial, puede ser subastado. En caso de accidentes, se considera responsable de dichas colisiones al propietario del animal, pero muchas veces, éstos no cuentan con señales, por lo que para el damnificado, comienza un largo peregrinar por los estratos judiciales para reclamar sobre la responsabilidad del siniestro, esfuerzos que muchas veces son en vano y cuando es posible identificarlos, en muchos casos, se declaran insolventes.