Preocupa a productores, inesperado ataque de langostas

0
2

langostas 1El peor ataque de langostas en 50 años, como lo definió Confederaciones Rurales Argentinas, tiene su impacto en Córdoba, puntualmente en algunas zonas del Valle de Traslasierra.

 

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) emitió un comunicado en el que informó sobre el monitoreo y control de 38 focos de la plaga en todo el país en las últimas 48 horas, de los cuales 10 pertenecen a Córdoba.

Si bien no hay un cálculo oficial, la superficie ya afectada por langostas en esa provincia alcanzaría entre las 120 y 130 mil hectáreas, según reveló a Agrovoz el tesorero de la Sociedad Rural del Oeste de Córdoba, Mario Chiappero.

 

Esta entidad, con sede en Villa Dolores, fue sede el miércoles por la tarde de una reunión de la que participaron técnicos del Senasa, el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia, el Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos; y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, en la que se informó el estado de situación de la plaga en la Provincia.

 

Según Chiappero, en un primer momento se detectaron cinco focos con el insecto a 50 kilómetros al norte de Villa Dolores, que fueron controlados pero luego aparecieron algunos focos más que están siendo monitoreados por el Senasa. “Se está esperando que pueda aparecer algún foco más. Calculamos que el área de dispersión de los focos está entre 120 y 130 mil hectáreas. Por eso es que, por ahora, se pueden controlar sólo con los métodos que están usando de mochilas”, señaló el dirigente de la rural villadolorense.

 

“En todos los casos, los daños provocados por la plaga no se registraron en cultivos, sino sobre pasturas y campo natural”, informó el Senasa y Chiappero lo confirmó. “De todos modos, no deja de ser un problema porque se están comiendo el pasto con el que se alimentan los animales en invierno”, señaló.

 

En la reunión, un ingeniero de la Universidad Católica de Córdoba precisó algunas características de las langostas. Entre ellas, que comen por día el equivalente a su peso, que en general ronda los dos gramos. Aunque parezca poco, multiplicado por un foco que tenga dos millones de insectos, significa cuatro mil kilos menos de pasto por día.

 

Otro de los aspectos salientes del encuentro en Villa Dolores es que se descartó, al menos por el momento, la realización de fumigaciones aéreas para combatir la plaga. Según Chiappero, el objetivo no es eliminar a los insectos sino controlarlos para que no aumente más la población y se muevan de la zona en la que ya están. Esto además, lleva tranquilidad a los apicultores que temían que aplicaciones por aire pudieran afectar también a las poblaciones de abeja.

 

“Nos explicaron que, si hay poca cantidad, el insecto no enjambra. Si los grupos son grandes, buscan más alimentos; si son chicos, se quedan en la zona. Los controles apuntan a eso: achicar los grupos. Es imposible eliminarlo y tampoco es conveniente porque es un insecto importante en el ecosistema”, puntualizó Chiappero.

 

“Los controles son focalizados, con el objetivo de minimizar el impacto ambiental y preservar la salud de los vecinos de la zona y de los aplicadores de los productos”, añadió el Senasa.

 

El organismo recordó su llamado a productores y población en general a que denuncien la presencia de langostas ante la oficina del Senasa o en la sede comunal más cercana, o llamando a la línea gratuita 0800-999-2386 o enviando un correo electrónico a: acridios@senasa.gov.ar, dvdolores@senasa.gob.ar y rpujals@senasa.gob.ar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here