Pr. Damián Weigandt habló de sus primeras semanas al frente de la IEC de Crespo

pastor [1600x1200]Visitó el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el Pr. Damián Weigandt, recientemente asumido enla Iglesia Evangélica Congregacional de esta ciudad, quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, contó sobre sus primeros días al frente de la IEC local, pero también se refirió a los temas sociales que preocupan e inquietan a la sociedad. Weigandt (32 años, casado, 2 hijas) sucede al Pr. Bernardo Ikert, quien recibió el beneficio de la jubilación, luego de 4 décadas de servicio en la Iglesia.

– ¿Cómo se da su llegada a Crespo?

– Hace 8 años que estoy como pastor, al principio estuve en Maciá y desde el 2009 en adelante, fui designado para una congregación de San Justo (Partido de La Matanza, Buenos Aires), donde cumplí 7 años de tarea, que fue una experiencia muy positiva. Frente a la propuesta que nos presentó la Iglesia, debido a la jubilación del Pr. Ikert, sentimos el llamado muy fuerte de poder llegar a Crespo y aquí estamos, abarcando nuestra atención en otras 4 localidades: Aldea Grapschental, Seguí, Ramírez y Aranguren. En cada uno de estos lugares estamos conociendo a la gente y sabiendo que hay muchas posibilidades de desarrollar nuevos proyectos, además de todo lo que se venía realizando, lo que debemos afianzar y afirmar. Con el Pr. Ikert, muchas charlas al respecto no tuvimos, pero en algunos encuentros nos marcó el panorama y su óptica de la vida de la Iglesia. Él ha entregado su vida a esta localidad y la zona y su corazón está puesto en todo el trabajo que llevó adelante.

– ¿Qué cuestiones sociales más le preocupan como pastor?

– Cuando una ciudad avanza y crece, eso también trae algunas dificultades. Un tema preocupante es la drogadicción y otros problemas sociales. Y en eso, la Iglesia debe tener una voz. Tiene que estar enfocada en esas cuestiones que son importantes…

– En la sociedad aumentan las separaciones, los divorcios y son cada vez menos los matrimonios…

– Todo eso tiene que ver con la situación actual del descrédito que hay por las instituciones. Una de las primeras es el matrimonio y como hay tanto descrédito, muchas personas tienen miedo a fallar. En este marco, la Iglesia no tiene que licuar su mensaje, sino que debe dar respuestas. Para aquellos que están atravesando momentos difíciles en su vida, a veces tenemos una mirada prejuiciosa, lo que nos impide llegar o se han cerrado puertas a gente que necesita que le ayudemos.

– Días pasados nos visitaba el arzobispo de Paraná, Juan A. Puíggari (Iglesia Católica) y opinaba que hay una gran crisis de fe en la sociedad…

– En la gente hay una apertura a lo espiritual, pero hay una mirada negativa hacia las instituciones más históricas, por definirlo de alguna manera. Las instituciones realizaron la labor incorrecta, hemos perdido el crédito en algunos aspectos, lo que nos ha jugado en contra. La gente está abierta, pero debemos revisar esas situaciones, para que se vea en la iglesia una posibilidad de hallar las respuestas que están necesitando.

– Generalmente en las Iglesias se ve más a gente adulta, ¿se puede llegar más a los jóvenes? ¿hay que cambiar las reuniones…?

– Siempre hay que buscar que más personas se acerquen y se sumen a la Iglesia, pero sin cambiar el mensaje, porque el mismo está basado en la palabra de Dios. El tema es el lenguaje que utilizamos, porque las nuevas generaciones no lo entienden o les resulta anticuado. Por eso, es probable que los niños y jóvenes y aún hasta personas adultas que tienen sus familias constituidas, pero que tienen un espíritu joven, no se sienten identificados y a eso, lo deberemos revisar.

– ¿Se reactivará el Centro Familiar Cristiano de la IEC, ubicado en calle Los Reseros?

– Se encuentra en un lugar estratégico y que debe estar al servicio de la comunidad. Hay cuestiones que eran necesarias cumplir en cuanto a lo legal y esperamos que a corto plazo, se pueda reactivar. Queremos reunirnos con los profesionales que estuvieron brindando servicios en ese lugar para volverlos a tener. Actualmente solo se realiza un trabajo con niños, en lo referido a lo espiritual.

 

 

Siguen los micros en Canal 6 y FM 98.3 

 

Weigandt confirmó que seguirá con los micros que el Bernardo Ikert tenía en Canal 6 ERTV a las 7.30 y en FM Libertad 98.3 a las 12.15, “para poder brindar respuestas a distintos temas que nosotros como sociedad enfrentamos, un mensaje no solo para un pueblo evangélico y cristiano, sino un mensaje que nos ayude en nuestra vida cotidiana” remarcó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.