Por supuestas “multas truchas”, crespenses podrán recurrir a la Def. del Pueblo a través del municipio

0
1

Reunión Def. del PuebloA lo largo de todo enero, decenas de crespenses han recibido intimaciones de pago provenientes del gobierno de la provincia de Buenos Aires, por supuestas infracciones de tránsito y fotomultas, emitidas en rutas o zona urbana de esa jurisdicción. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los titulares de vehículos multados aseguran no haber transitado por esos lugares. Hasta la fecha, la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), lleva recepcionados 40 reclamos y pedidos de asesoramiento, por lo que el Ejecutivo local decidió convenir una metodología de trabajo con la Defensoría del Pueblo de Paraná y de la delegación provincial en la Nación, en atención a esta problemática.

En la mañana del martes 5 de febrero, la responsable de la delegación Entre Ríos de la Defensoría del Pueblo de la Nación, Dra. María Nazarena Rau y el Defensor del Pueblo de Paraná, Dr. Luis Garay, mantuvieron una reunión con el intendente Ing. Ariel Robles y el encargado de la OMIC, José Luis Fredes, oportunidad en la que se dio a conocer de qué manera estos organismos intervendrán para custodiar los derechos de los vecinos afectados. Por su parte, el presidente municipal señaló que “Decidimos poner a disposición el municipio y realizar las gestiones y contactos necesarios, para que todos los vecinos de esta ciudad puedan informarse y eventualmente canalizar sus presentaciones. Es un mecanismo que estará abierto a todos. Como los montos de las multas que han llegado son relativamente bajos, acordamos hacer bastante sencillo el trámite de respuesta. Tendremos una nota modelo, que las personas intimadas podrán completar con sus datos personales y les pediremos fotocopia del DNI, la cédula verde o el título de propiedad automotor y otra documental que pueda anexar, para que nosotros la remitamos a Paraná y desde allí a la Nación”.

Dra. Nazarena RauEn cuanto al modo de recurrir a esta vía, Rau ejemplificó algunos casos y explicó: “Si el ciudadano que recibe la notificación de la infracción no ha estado en Buenos Aires o no ha viajado en esa fecha, debe ponerse en contacto con la OMIC. Acercar fotocopia simple de la documentación señalada y también cualquier otra prueba que considere que permite demostrar que no se encontraba en esa ruta al momento de la multa. Puede ser la planilla diaria de asistencia del trabajo, las constancias de que el vehículo se encontraba en reparación por un siniestro previo, pasajes de colectivo y demás. Siempre la gente nos sorprende con su ingenio y verdaderamente corroboran que no estaban conduciendo en la ruta. Si la intimación es a quien ya ha vendido el vehículo, será necesaria una denuncia de venta o el informe del Registro Nacional del Automotor. Todo eso debe ir acompañado de una nota, que puede ser a mano o con el modelo que habrá a disposición, dirigida al Defensor del Pueblo de la Nación, donde se solicita su intervención. Es importante que se suscriban todos los datos personales, incluido el teléfono o mail, porque dicho organismo se pondrá en contacto con el requirente para informarle cómo va el trámite. Se han dado diferentes situaciones y hay que analizarlas individualmente, porque existen distintas adhesiones provinciales a la Ley Nacional de Tránsito. También hay que evaluar qué organismo es el que se ha declarado competente para efectuar esas fotomultas o controles y si se trató de una ruta nacional, provincial o un camino vecinal. Controlamos también si el acta reúne las condiciones de confección y oportunamente se le indica al ciudadano qué pasos seguir. Nosotros no somos gestores del damnificado. Él siempre tendrá que por sí sólo hacer el reclamo, pero acompañamos la queja, favorecemos la exigencia de que se le exhiba la prueba que demuestra que ha cometido la infracción, hacemos un seguimiento y lo apuntalamos para que la tramitación llegue a un buen fin”.

Dr. Luis GarayGaray celebró esta iniciativa del Ejecutivo local y agregó: “No es común que un intendente esté tan inmiscuido en estos temas. El Estado en este caso está presente y no deja desamparado al ciudadano, para quien entendemos que recibir una multa sabiendo que no ha cometido infracción alguna, es una noticia desagradable y además lo ubica en la disyuntiva de pagarla o no. Robles nos convocó a la Defensoría del Pueblo de Paraná y por nuestro intermedio a la representación territorial de la Defensoría del Pueblo de la Nación, para que juntos evaluemos la respuesta a dar en estos casos. Estuvimos hablando también con los funcionarios municipales la posibilidad de que Crespo tenga una Defensoría del Pueblo como tiene Paraná, porque se lo merece y me alegra que lo piensen”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here