Por la crisis y la inflación, el Gobierno autorizó a las prepagas a ofrecer planes parciales de cobertura

0
14

Debido a las dificultades cada vez mayores de las personas y familias para acceder a los planes integrales, el Gobierno nacional autorizó a las empresas de medicina prepaga a ofrecer planes parciales de cobertura ambulatoria o de internación

La autorización, de la Gerencia de Control prestacional de la Superintendencia de Servicios de Salud, a través de la Disposición 900/19, se hizo a pedido de Swiss Medical, pero tiene un alcance general. Ahora, la Superintendencia deberá reglamentar la instrumentación de dichos planes.

Los planes parciales de cobertura ambulatoria incluyen: Consultas Médicas, Medicamentos, Estudios y Prácticas de Baja Complejidad y Estudios y Prácticas de Alta Complejidad. En tanto, los parciales de internación incluyen Emergencias Médicas en domicilio y Guardia, Internación Clínica y Quirúrgica y Medicamentos en Internación.

Por la ley de medicina prepaga, las empresas deben cubrir en sus planes, como mínimo, el Programa Médico Obligatorio (PMO), de alcance general, y el Sistema de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad. Y también pueden ofrecer planes de coberturas parciales en servicios odontológicos exclusivamente y en servicios de emergencias médicas y traslados sanitarios de personas.

Según publicó Clarín, se autorizó, además, a que una Comisión Permanente, constituida por tres representantes del Ministerio de Salud y tres del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, propongan nuevos planes de coberturas parciales. Ahora esa Comisión: “decidió recomendar la aprobación en general de los tipos de planes presentados, quedando el análisis y aprobación de los reglamentos y términos específicos de los mismos a cargo de la Superintendencia de Servicios de Salud”.

Con estos planes parciales, las empresas prepagas buscan hacer frente al achique de sus padrones por los reiterados incrementos de las cuotas, la disminución del poder adquisitivo de la población y la menor cantidad de afiliaciones por la vía de una obra social por la caída del nivel del empleo. O sea ofrecer planes más baratos, que no garanticen el 100% de la atención médica sino con coberturas limitadas y que quienes acepten esos planes cubran el resto a través del hospital público.

En promedio, el costo de los planes de las prepagas es de entre $ 6.000 y $ 7.500 mensuales para una persona de edad mediana, y es mucho más alto para los adultos mayores. Un matrimonio joven con dos hijos menores, por un plan sin reintegros, paga alrededor de $ 13.000 por mes. Y los planes familiares mayores superan ese importe.

Desde julio, el costo de esos planes vuelve a subir un 17,5% en 3 tramos mensuales. El primer aumento, del 5,5%, regirá a partir del 1 de julio. Otro 6% se sumará desde el 1 de agosto y el tercero, también del 6%, regirá a partir del 1 de septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here