Pisano instó a inscribir las 22.000 plazas turísticas no registradas, para evitar multas

Romeo Pisano 2 (1)Visitó el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, con sede en Crespo, el director de Calidad y Fiscalización Turística de la provincia, Romeo Pisano, quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, contó los proyectos de su área y estimó que hay casi 50.000 plazas hoteleras entre las registradas y no registradas en la provincia. También habló del autódromo de Paraná, en su  calidad de presidente del Club de Volantes Entrerrianos.

– ¿Cuántas plazas no registradas hay en la provincia y que pasa si no lo hacen…?

– Hay 28.000 registradas y aproximadamente 22.000 sin registrarse. Al hacerse una modificación en la ley (de Turismo), las casas y departamentos de alquiler también deben estar inscriptos. Es obligatorio al igual que un hotel… A quienes no se inscriban, primero se les hace un acta y el paso posterior es una multa, que se cobra en base a lo que se abona por habitación, valores que deben estar siempre a la vista del público. Recientemente el gobernador firmó un decreto donde se pone como base de una multa, un monto de $ 200 y arranca de 0 y hasta 100 días. A lo mejor el emprendimiento está habilitado por el municipio, pero no está registrado en la provincia, que es un paso que el empresario debe dar. Es una manera de respaldar al turista. Aparte, el establecimiento nuevo tiene la ventaja que si presenta toda la documentación requerida, no paga Ingresos Brutos durante 5 años, que es un beneficio importante. Dentro de los predios termales, hay alojamientos que también deben registrarse. Hay una prioridad que nos ha puesto el ministro (Hugo Marsó), tratando de ordenar este tipo de situaciones, por el bien del turismo entrerriano.

– Además de los hoteles, en los últimos años hubo un gran crecimiento en campings, hostels y otros alojamientos…

– Los dividimos en 2 grandes rubros: los hoteles y apart hoteles. En los primeros, el turista no procesa alimentos y en un apart hotel, sí lo hace. Están incluidos en estos últimos, los boungalows, las cabañas, los hostels…

– ¿Hacen falta más hoteles en la provincia?

– La demanda se va generando permanentemente. Lo que tenemos que hacer, es atender bien al turista, que es como recibir a un amigo en nuestra casa. Y no solo en un establecimiento hotelero, sino en el taxi, en un restaurante…

– ¿Se necesita más unidad entre los municipios?

– Hay que fortalecer los “Corredores Turísticos”, donde los municipios no sean celosos entre sí y vendan el producto en general. Que una persona que se instala en un hotel de Crespo, turísticamente vaya a pasear también a Diamante, que conozcan el túnel, el río… Los directores de Turismo de cada localidad, tienen que trabajar en conjunto y en ese sentido, Javier Robledo, coordinador de la Costa del Paraná, está trabajando muy bien en ese sentido, tratando de potenciar lo que tenemos en esta región.

– ¿Por qué hay tanta diferencia con la costa del Uruguay?

– Porque está más preparada y avanzada en cuanto al tiempo. Con la nueva autovía 14, el obelisco queda más cerca de Colón, de Concepción del Uruguay o de Gualeguaychú. Hay que potenciar la costa del Paraná, vender el producto en general y se está logrando…

– ¿Es rentable dedicarse al turismo en Entre Ríos?

– El emprendimiento se transforma en rentable a partir de una buena atención. Uno puede tener un hotel de oro, pero si el servicio es malo, no sirve. Es un conjunto de cosas. Hay que prepararse. Se están haciendo muchos cursos de capacitación para conserjes, mucamas…

– ¿Les ha pedido algo en especial el gobernador Urribarri?

– El gobernador ha puesto los ojos fuertemente al turismo, porque sabe que la provincia tiene mucho para dar y durante todo el año, no es como la Costa Atlántica, que es solo para el verano. Acá se pueden disfrutar de las termas, la pesca, los carnavales, paseos, el río y estando con buenos alojamientos, buena hotelería… Lo importante de Entre Ríos es la atención. Debemos cuidar al turista…

Autódromo de Paraná 

 

– Además es presidente del Club de Volantes Entrerrianos, cuyo autódromo es considerado uno de los mejores presentados del país. ¿Hay algún proyecto en lo inmediato?

– Queremos que el autódromo de Paraná. siga teniendo un crecimiento sostenido. Es un predio del gobierno de la provincia, pero que lo tenemos en comodato hasta 2024. Todo lo que se invierta allí, va a quedar para los entrerrianos…

– Hubo un gran crecimiento en la provincia en materia de infraestructura automovilística…

– Sí, en Entre Ríos tenemos 3 autódromos que reciben a las principales categorías nacionales. En el de Concordia se hizo una buena reconstrucción y Concepción del Uruguay tiene uno muy bueno, que se inauguró hace poco. El de Paraná tiene más años, nació en 1941, con 4.219 metros y que ha recibido al TC, TC 2000 y hasta la Fórmula 3 Sudamericana. Hemos incorporado las picadas de motos y autos… Tenemos un slogan, “no hacerlo en la calle sino en el autódromo”. Para aquellos que aceleran en la calle y hacen daño, pueden ir al circuito y de manera segura. Viene gente de Santiago del Estero, Buenos Aires… Se inscriben más de 250 participantes y hemos convocado a 5.000 personas en otras épocas y actualmente estamos en un promedio de 2.500 a 3.000 personas, que es un buen número…

– ¿Seguirá como presidente…?

– Yo soy presidente del Club desde 1999 y el año que viene termino mi mandato… Lo que uno no pudo hacer arriba de un auto de carrera, lo trata de hacer desde abajo, como dirigente. Estamos conformes con lo logrado, no debemos dinero, pero cuesta mucho mantener al autódromo todos los meses. En 2011 se hizo la repavimentación, por una gestión del gobernador Sergio Urribarri, a través de Vialidad Provincial. Cuando necesitamos maquinarias, nos dan una gran mano y es la única manera de sostener esas 63 hectáreas…