Pidieron 19 años de prisión para el diamantino imputado de abusar sexualmente de sus sobrinas

0
2

tribunales de entre riosLa Fiscalía reclamó 18 años de prisión y la querella 19, para Pablo Bruselario, tras el juicio que lo acusó de abusar sexualmente de sus tres sobrinas durante 12 años, mientras que la defensa realizó planteos de nulidad de la causa y prescripción y reclamó la absolución.

Según figura en la causa, al hombre le imputaron casi 90 abusos sexuales perpetrados contra tres sobrinas, entre 1992 y 2004, cuando las víctimas tenían entre 4 y 14 años, en la ciudad de Diamante. Durante cuatro días se ventilaron los hechos en el juicio, que fue a puertas cerradas, con testimonios de profesionales, familiares, las víctimas y otros allegados a los protagonistas, quienes reconstruyeron los horrorosos episodios.

La fiscal de Cámara, Carolina Castagno y el abogado querellante en representación de las víctimas, Jorge Sueldo, según consignó Uno, coincidieron en que se probaron los hechos denunciados e investigados. Principalmente fundamentaron sus posiciones en los testimonios de las víctimas, quienes recordaron en el juicio los abusos sexuales que padecieron a manos de su tío durante tanto tiempo, y en sus declaraciones se pudieron evidenciar las consecuencias de los mismos que perduran en el tiempo. Incluso se quebraron en llanto cuando lo vieron sentado en el banquillo de los acusados.

Además, la acusación sostuvo la importancia de los informes de las peritos psicóloga y psiquiatra, quienes entrevistaron a las víctimas y afirmaron que ninguna de ellas mintió. También tanto la fiscal como el querellante consideraron importantes los testimonios de las madres y un padre de las víctimas, quienes confirmaron los hechos de los que se enteraron porque sus hijas les contaron luego de años de silencio.

El Tribunal de la Sala I de la Cámara del Crimen de Paraná, integrada por Hugo Perotti, Marcela Davite y Daniel Malatesta, pasó a deliberar y dará a conocer el adelanto de la sentencia este martes. La causa tendrá una sentencia (que podrá ser recurrida a instancias judiciales superiores), luego de ocho años transcurridos desde el momento en que las madres de las víctimas decidieron ir a denunciar a su hermano.