Pastores de iglesias que se unieron para realizar una misión en Crespo, contaron sus experiencias

0
16

Un grupo de iglesias evangélicas realizaron el pasado sábado, encuentros en el playón ubicado detrás del Instituto Comercial Crespo y en parques y plazas de la ciudad, además de tareas de evangelización en barrios crespenses. Las instituciones locales organizadoras fueron la Iglesia Templo “Buenas Nuevas”, “Visión de Futuro”, “Comunidad Cristiana”, “Nueva Vida” e Iglesia Evangélica Congregacional, participando además unos 400 personas de entidades de otras ciudades de Entre Ríos y provincias vecinas que acompañaron esta iniciativa.

El Pr. Roque Alegrini, de la primera iglesia mencionada, en diálogo con El Observador destacó “la importante participación que tuvo el evento” y remarcó que “si bien se visitaron muchas más familias, unas 300 aceptaron tener un diálogo, un encuentro y a quienes en las próximas semanas, las volveremos a visitar. El balance ha sido positivo, más allá de que la respuesta sobre los resultados que dejó la tarea del sábado, la vamos a tener recién con más precisión dentro de unos meses. La idea principal fue fortalecer la fe en Dios, llevando un mensaje a los crespenses que pudimos llegar, invitándolos a tener una renovación en su vida espiritual. Hubo quienes nos recibieron con beneplácito y alegría, por lo que estamos muy agradecidos a Dios por quienes abrieron su corazón” resaltó.

Por su parte, el Pr. Hugo Ramírez (Centro Familiar de Cristo de Gualeguay) expresó que “no esperábamos tanta repuesta. En las recorridas, encontramos mucha gente depresiva, personas que salían con lágrimas en los ojos, contándonos sus problemas y necesidades. En Crespo se ven casas muy lindas, elegantes, mucha prosperidad, nos cuentan que hay 0% de desocupación, 0% de pobreza, pero nos encontramos con gente arruinada y quebrantada en las emociones y sentimientos, en el matrimonio, en las familias. Necesita Crespo la ayuda urgente de Dios en ese sentido, que intervenga en esos hogares, en los matrimonios que están pasando fuertes crisis. Hubo casos de mujeres que contaron lo que les pasa, que abrieron su corazón y lo que anhelamos es que Dios pueda bendecirlos y haga cosas extraordinarias aquí, pero depende ahora de la gente de Crespo”.

El Pr. Miguel Salguero (Iglesia “Jesucristo, Fuente de Vida” de Rosario), en diálogo con Canal 6 ERTV expresó que “para todos nosotros, ha sido una experiencia enriquecedora. En nuestra ciudad tenemos nuestra problemática, que es diferente a la de acá, pero vemos en común una necesidad, que Cristo esté en los corazones de la gente. Los valores no pasan por los valores económicos y por cuestiones de bienes, sino que la real riqueza es la familia. Estamos agradecidos a esta ciudad, a los organizadores y pastores. De nuestra parte, hemos aportado nuestro granito de arena” acotó.

– ¿Qué respuestas tuvieron de los crespenses?

– (Ramírez) Cuando hablamos con las personas y les decimos que Cristo es la respuesta a cualquier crisis, nos abrieron su corazón. Nos acompañaron jóvenes recuperados de las adicciones, de la prostitución y matrimonios restaurados que contaron sus testimonios. Si Cristo entra en el corazón de la gente, se termina el problema, habrá otras dificultades, pero no de ese nivel. La depresión por ejemplo, es una enfermedad muy fuerte y la persona, por más que haga el esfuerzo, se aislará, terminará su relación con sus amistades y demás. Necesitamos urgente a Cristo en esas situaciones, ya que no hay dinero o psicólogo que pueda curarlo.

– (Alegrini) El objetivo central de este encuentro fue bendecir a Crespo y considero que lo logramos. Es una manera de recuperar la fe cristiana en nuestra vida cotidiana, en nuestra relación con los demás, en nuestra honestidad, en nuestra atención al gobierno y todo lo que nos pasa hoy, porque hay una gran decadencia ética y moral.