Indican que los terremotos, hambrunas y pestes fueron anticipados y que son el principio del fin

10
1

El presidente de la Federación de Consejos Pastorales de Entre Ríos, Pr. Ricardo Díaz, en declaraciones a El Observador, lamentó que la sociedad esté cada vez más descreída de Dios y sostuvo que “no está preparada” para los tiempos finales. Díaz expresó que “cuando uno lee los Evangelios en la Biblia, se entera que el incremento de los terremotos, hambrunas y pestes están anticipadas como el principio de fin de todas las cosas, lo que está explicado en muchos lugares de las Sagradas Escrituras. Hoy, el mundo en sí está cada vez más descreído y desde hace un tiempo, creen en el mal como algo etéreo. Jesús dijo: hay un Dios justo que va a establecer la justicia en su tiempo y lo malo será malo y lo bueno será bueno. Dios establecerá esa justicia y el mundo se terminará…”.

– ¿Cree que la sociedad está preparada para el Apocalipsis?

– No, de ninguna manera la sociedad está preparada para ese fin. Ojalá pudiéramos tener más medios para comentar algunas cosas a la población y prepararla. Mientras tanto, lo seguiremos haciendo a través de nuestras escuelas, encontrando lugares donde intentamos llevar este mensaje clarificador y esperanzador del Evangelio. No siempre somos escuchados, ni siempre se nos da la oportunidad de expresarnos.

– Según la Biblia ¿se produciría una transformación o será el fin de la humanidad?

– La profecía de Jesucristo es clara: el mal aumentará y la fe decrecerá. No habla de un mejoramiento de las cosas. De hecho esto está sucediendo y es el preanuncio de la segunda venida de Jesucristo, que llegará para poner las cosas en su lugar. Lo malo tendrá su justo castigo y lo bueno tendrá su recompensa y terminará esta era humana. Jesucristo dijo que el día y la hora solo la sabe el Padre, pero hay cosas que ya preanuncian el fin de los tiempos…

– ¿Qué se tratará en la cumbre pastoral que realizarán el 16 de abril en Paraná?

– Trataremos diversos temas que tienen que ver con nuestra propia organización de la Federación y otros, pensando en llegar efectivamente a las necesidades de la sociedad. Por ejemplo, en temas relacionados a la juventud y adolescencia. Este jueves 24 de marzo tuvimos una reunión preparatoria para esta cumbre, a la que están invitados todos los pastores de la provincia y autoridades, entre ellas el intendente de Pná. José Halle y el gobernador Sergio Urribarri.

– ¿Cuáles son las mayores problemáticas que advierten en la juventud actual?

– Vemos con preocupación el alto nivel de alcoholismo y de drogas, que son ítems en los que estamos trabajando a través de las iglesias, buscando ser más efectivos en la llegada del Evangelio y con un poder transformador para que haya vida de jóvenes orientadas en otras direcciones y no en lo que general vemos hoy. En general, la sociedad se va derrumbando en cuanto a los valores sociales que en otros tiempos estaban mejor.

– ¿Cuáles podrían ser las causas por las cuales los jóvenes incurren en estas adicciones?

– Evidentemente hay una frustración social muy alta y una pérdida de los valores de la familia. De hecho nosotros estamos advirtiendo sobre la destrucción de miles de familias, cosa en la que no hemos sido escuchados plenamente. Lo que se logra es este alto índice de descontento en una parte de la juventud, de no tener expectativas para vivir y el consumo de drogas y el alto índice de alcoholismo, es una forma de suicidio. Muchos jóvenes se están matando en vida. Sabemos que las causas tienen que ver por el descreimiento que sienten sobre la familia, los políticos, la misma Iglesia… Gran parte de la juventud ya no cree en nada…

– ¿Hay preocupación entre los pastores por el alto nivel de inseguridad que en general se vive en el país?

– Somos parte de la sociedad y estamos preocupados por la inseguridad. En estos tiempos, se está haciendo lo que cada uno quiere y a Dios le hemos dicho “apártate”. Y después, preguntamos ¿por qué nos pasan estas cosas, por qué la inseguridad, por qué los niños matan…? La inseguridad tiene que ver con un complejo de nuestra sociedad actual, de hacer que nadie tenga valores absolutos. No me importa lo que haga el vecino, mientras me vaya bien a mí. No me interesa lo que haga un presidente mientras me vaya bien en la economía. Puedo matar y salir libre al otro día. Todo esto hace que la sociedad viva en este estilo de vida tan violento.

– El 25 de marzo se celebra el “Día de los Derechos del Niño por Nacer” ¿qué reacciones cree que se pueden dar en cuanto al proyecto de ley de abortos que algunos legisladores están evaluando?

– Apostamos a lo que la palabra de Dios dice. Un niño por nacer, tiene todo el derecho de vivir como lo hago yo y cualquier persona. Y quien quite esa posibilidad, está cometiendo un asesinato.

– ¿Y en cuanto a unión de personas del mismo sexo?

– Hemos luchado firmemente y lo seguiremos haciendo para que esa ley sea derogada, porque sabemos lo malo que es para una sociedad. Hoy, ni siquiera la Iglesia Católica y la Evangélica unidas son escuchadas, aún teniendo mayoría de personas. Al hablar con diputados y ministros por esta ley, les decía que un legislador no solamente legisla, sino que apunta a una proyección de país. Y con la ley que aprobaron, apunta al degradado y a no tener valores. No le va a ir a Argentina con esa proyección de leyes, más allá de que dos hombres o mujeres puedan casarse y tener sus relaciones. Eso siempre ha existido desde que el mundo es mundo y no podemos oponernos a que cualquier persona pueda hacer lo que quiera en su propia intimidad. Lo que sí es importante y luchamos, es que no se lo avale con una ley.

– A nivel institucional ¿cómo es la relación de la Federación con el gobierno de Entre Ríos?

– Nuestra función en primer lugar es respetar las autoridades. No tenemos un perfil político y con los distintos gobiernos, siempre hemos tratado de poner nuestro granito de arena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here