Paraná: Los domingos en Parador Usina también con una propuesta para los más chicos

0
15

En el marco del ciclo Cultura Encendida, los domingos Parador Usina hace reír y pasar bien a los más pequeños. Este domingo Dúo Karma y Eureka Payasa serán el atractivo para el público infantil con acceso libre y gratuito.

El domingo se ofrecerá a los asistentes espectáculos para toda la familia. A las 19, en el marco del Ciclo No te aburras gurí se presentarán El Dúo Karma y Eureka, Magia Payasa.

Mientras que a las 20,30, como parte de la programación de Domingos de Teatro en la Usina, subirá a escena el espectáculo de humor Un rubio peronista, protagonizado por Gustavo Berger. Para esta función se solicita a los asistentes retirar previamente la entrada en el lugar, ya que la capacidad de la sala es limitada.

Finalmente a las 22, y al aire libre, se proyectará la película El amor menos pensado; con la actuación de Ricardo Darín y Mercedes Morán.

Un punto de encuentro

Un cuento de Piratas, del grupo de teatro La Cacerola se presentó el pasado domingo y conquistó al público infantil que participó activamente de la obra. Fueron llegando antes de la hora prevista al predio del centro cultural La Vieja Usina en triciclos, ositos de peluche en mano y botellas plásticas con agua para aliviar la sed. Niñas y niños de entre cinco y 11 años acompañados de sus tíos, tías, padres, hermanos y amigos esperaron corriendo, jugando, expectantes y alegres a que se abran las puertas de la sala de convenciones. Con su risa expansiva, arreglados para la ocasión, comenzaron a juntarse entre chicos para a ir y venir observando el gran patio gastronómico que se estaba armando, y el camión de helados aún cerrado para tomarse fotos.

Las familias se enteraron de la actividad a través de la difusión del Parador Usina, algunos por ser alumnos de teatro del grupo actoral, otros se arrimaron al volver de un paseo por el parque y ver movimiento de gente, coincidiendo todas en que las propuestas del espacio cultural son siempre interesantes, y en este caso de carácter accesible por ser libres y gratuitas.

¿Se abre el telón?

Ya ubicados en sus butacas, llenando la fresca sala, se escucha una voz fuerte que preguntaba: “¿Ya están todos?, ¿están con el tereré?” y con cuenta regresiva del 10 al cero no hubo telón que se abriera sino una sorprendente murga de los payasos Chacota y Papafrita que ingresaron con muchas ganas por la puerta principal para hacer la presentación de Un cuento de piratas. No podía faltar el perro Renato –un peluche que cobra vida en los brazos de la protagonista-, que con frases hechas y rimas hacía estallar de risa a grandes y chicos.

La interesante propuesta de La Cacerola en la que se interactuó mucho con el espectador, rozando la animación, tuvo que ver con una sorpresa: al desarrollo de la historia lo realizó el público elegido al azar.

En este contexto, en el que una payasa con voz muy alegre y decisiva le daba directivas a su amigo payaso para armar el barco y elegir los verdaderos protagonistas espectadores, dos piratas y una lora, se desarrolla la historia con suspensos y final feliz.

Los gurises también tuvieron su participación en el escenario, luchando contra los piratas, entre otras hazañas. La última parte del cuento, en el que los piratas encuentran el ansiado cofre del tesoro, después de andar sorteando distintos obstáculos, tiene un importante mensaje acerca de la construcción colectiva, en este caso de esta historia de piratas. La obra termina con la murga saliendo de la sala y volviendo a entrar para despedirse de los pequeños.

Improvisación Mosquito y Cine al aire libre

Un público diverso adulto fue el que acompañó las propuestas que continuaron ya entrada la noche en el Parador Usina. El patio de comidas a pleno, guirnaldas de luces ambientando amigablemente las actividades, mesas ocupadas por grupos de amigos compartiendo la espera de Improvisación Mosquito y Cine al Aire Libre con la proyección de Mi obra maestra.

Cabe destacar que Improvisación Mosquito contó con el elenco entrerriano de improvisadores en escena y con su gran protagonista Mosquito Sancineto haciendo de árbitro animador de la noche. Muy divertido, el público a sala llena propuso los títulos a actuar por los actores entrerrianos que sortearon cuatro desafíos. La musicalización también fue improvisada por un músico ambientando estas propuestas de la gente: La suerte carnívora refresca (estilo gauchesco); Los turulecos incautados (policial doblaje); La perra misteriosa del barrio (opera); y Lo que brilla en Punta Cana (estilo popurrí).

Mucha adrenalina quedó en la sala Verónica Kuttel para pasar al patio y disfrutar con otro ritmo más pausado, de la película Mi obra maestra con la propuesta de Cine al Aire libre, que contó con gran afluencia de público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here