Paraná: Aseguran que la mitad de los residuos sólidos no llega al volcadero y termina en microbasurales o arroyos

0
6

Organizaciones de Paraná vienen expresando su preocupación, sobre el destino que tienen los residuos que se generan en los domicilios de la ciudad. En calle Valentín Denis, en Bajada Grande, a metros de un pequeño parque donde juegan diariamente los niños, hay un basural de más de un metro de altura. “Esa no es una imagen aislada. Los microbasurales forman parte del paisaje habitual de la ciudad y son un fenómeno que tiende a agravarse” afirma un informe que lleva la firma de Francisco Uranga, vicepresidente de FUNDER (Fundación para el Desarrollo Entrerriano).  Hernán Pirro, ingeniero y ambientalista, secretario de Planeamiento de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Paraná, a su vez dijo que “Casi la mitad de los residuos de Paraná no llega hasta el volcadero municipal y termina en terrenos baldíos, calles, parques o arroyos. El problema técnico se puede resolver, pero tiene una gran complejidad social. Hay que poner énfasis en la inclusión social de los recolectores, el saneamiento de los terrenos y arroyos y el tratamiento de enfermedades vinculadas a la contaminación. Un relleno sanitario por sí solo, como propuso el gobierno municipal, no es una buena solución. La separación en origen es fundamental, porque permite ahorrar energía y facilita el reciclaje. Es poco racional mezclar los distintos tipos de residuos y después gastar energía para volver a separarlos y descontaminarlos”. Recomendó incorporar contenedores diferenciados para material seco y húmedo, lo que simplificaría la tarea de separación domiciliaria.

En el informe enviado desde FUNDER a El Observador, se agrega que “un camino sin asfaltar rodeado de basura conduce hasta el vertedero de la ciudad. El volcadero es un gran montículo de basura sobre una barranca con vista al río que todos los días es visitado por los camiones de la municipalidad y por carros tirados por caballos y motocarros. A un costado del mismo, viven varias familias de paranaenses que trabajan como recuperadores de residuos. La basura genera gases que provocan incendios y contaminan el aire. La población que vive en la zona respira un aire que no es sano. Debe limpiarse y reemplazarse por tierra nueva”, propuso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here