Panaderos de Crespo dicen que por continuos aumentos de costos, deberían vender a $ 60 el kilo

Visitaron esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, los panaderos locales Mario Usinger y Raúl Schonfeld, quienes en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV, hablaron sobre cómo está la actividad y se mostraron preocupados por el notorio incremento de los costos que tienen en sus comercios, ya sea en insumos como la harina y las tarifas energéticas.

– ¿Cómo describirían al presente del sector? 

– (Usinger) Lo que más nos preocupa es el incremento de los costos que tenemos. En un año, el aumento de la bolsa de harina por ejemplo, superó el 100%. Estaba a $ 240 y ahora llega prácticamente a los $ 600. Hace 20 años que me dedico a esta actividad y he pasado por diferentes situaciones en la economía. En la “época dorada”, hasta hace un par de años, se ganaba bien. Para ejemplificar: para que haya una buena rentabilidad en el sector, la comparación es que el precio del pan debe ser el 10% del valor de lo que vale una bolsa de harina. Ese sería el cálculo más exacto. Entonces, si la pagamos a $ 600, hoy tendríamos que vender a $ 60 el kilo de pan y lo hacemos a $ 40. Una particularidad que tiene Crespo es que embolsamos y fraccionamos de medio kilo. Es uno de los pocos pueblos de Entre Ríos que lo hacemos de esa manera y que también genera mayores costos.

– ¿Aumenta el gasto por los envases?

– (Schonfeld) Sí, no solamente la bolsa por cada medio kilo, sino también el personal para fraccionarlo y el tiempo que lleva. Además, hay que aclarar que en los comercios donde vendemos el pan, lo dejamos en consignación, por lo que tenemos que retirar lo que se no se comercializa. En mi caso llevo 43 años de panadero, desde 1975 y lo que veo es que antes, se consumía mucho más pan.

– ¿Debería subir el precio?

– (Schonfeld) En Crespo no queremos subir el precio, porque cae la venta…

– (Usinger) En Buenos Aires hay panaderías que ya lo están vendiendo a $ 70, porque no dan los números. Pero así como necesitamos aumentar el precio, también hemos sentido la merma de ventas y hay barrios de Crespo donde más se nota la diferencia.

– En Buenos Aires hubo un “panazo”, donde se repartieron 5.000 kilos frente al Congreso Nacional. ¿Ayudan estas manifestaciones para hacer conocer los reclamos?

– (Usinger) En el interior tal vez no lo notemos tanto y más en Crespo, donde hay movimiento, pero en las ciudades grandes se ve claramente la falta de trabajo. Hay despidos y eso genera directamente menos consumo. Y en ese sentido, tomaron esa medida para hacer conocer lo que les está pasando, porque en estos últimos tiempos se lo está castigando mucho a este sector. No solamente está el aumento del precio de la harina, han sido fuertes los impactos en cuanto a las tarifas energéticas. En nuestra panadería los incrementos en ese sentido fueron del 250%, también subió el gas, el combustible… Y si lo siguen aumentando y corremos con esa desventaja, personalmente no me convendrá seguir. Al Estado no le pido nada, nosotros somos los que le estamos dando. Y además, las pequeñas y medianas industrias damos trabajo a la sociedad y hoy nos vemos perjudicadas. La plata que les sacan en el costo de energía a las familias, es plata que falta en el negocio, porque a la luz no la van a dejar de pagar, porque se la cortan. El gobierno está haciendo transferencia de recursos, saben que con eso, se garantizan tener plata segura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.