Oertlin: “Debe existir un contacto diferente con el gobierno”

El dirigente oriundo de Lucas González, Edelmiro Oertlin, fue elegido presidente de la Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), en reemplazo de Gonzalo Álvarez Maldonado, quien desde hacía varios años estaba al frente de la entidad. En diálogo con El Observador, se refirió a las expectativas en torno a esta función y reflexionó sobre el futuro del mundo rural y la relación existente con el gobierno encabezado por Cristina Ferández.

“Es un nuevo desafío en una etapa donde creemos que básicamente el sector cooperativo y agropecuario, van a tener un rol importante en el país. Será relevante el papel de las entidades y su relación futura con el gobierno. Debe existir un contacto diferente, un diálogo fecundo con todos las franjas políticas, para hallar las respuestas para el sector”, describió el flamante titular de Fedeco.

“Analizando los discursos de la presidenta, pensamos que ha cambiado su enfoque sobre el sector. Esperemos que sea un mensaje genuino, de convencimiento. Algo de ello se vio cuando estuvo en la reunión de Coninagro. No fue menor el hecho de que la primera mandataria de la nación estuviera presente para plantear ciertos aspectos dentro de la entidad misma. Normalmente eso se da en un ámbito de campaña proselitista. Es una apertura importante en el diálogo que deben tener las instituciones agropecuarias y la presidenta. Todas las partes están dispuestas a cambiar la posición de lucha existente desde el 2007 – 2008 en adelante”, profundizó.

“Existe optimismo y tenemos la sensación de que hay alguna apertura en lo conceptual, en lo ideológico o político y debemos tener la misma postura desde el ámbito que desempeñamos en la producción”, acotó.

Consultado sobre las problemáticas más relevantes a ser tratadas, Oertlin sostuvo: “Tenemos 2 temas fundamentales de rápida decisión, tienen que ver con el trigo y el maíz. Son dos puntos donde la apertura de las exportaciones debe ser de carácter urgente, no podemos seguir soportando un cierre implícito. La exportación de trigo está abierta, pero resulta que no tenemos los ROE (Registro de Operaciones de Exportación). Indudablemente es una irrealidad decir que existía tal apertura, si no teníamos la posibilidad de sacar la producción. Había algo que nos prohibía. En este aspecto recuerdo cuando se adoptó la medida de la no venta del trigo, donde el gobierno nacional otorgaba como solución el famoso crédito a tasa cero. Muchos productores lo tomaron y todavía no han podido vender su trigo para pagarlo. Lamentablemente en aquel momento, el trigo estaba alrededor de los $700 la tonelada y hoy se encuentra alrededor de los $400. Cuando el agropecuario termine de cobrar, el cereal va a estar en los $350 o $370, estamos vendiendo prácticamente el doble del trigo para pagar aquel crédito. No es un crédito a tasa cero sino a tasa cien, porque estamos vendiendo el doble de grano para pagarlo. Lo planteamos en aquellos días, todo aquel agropecuario que no tuviera la necesidad urgente de sacarlo, no lo debía hacer. El gobierno debería hacerse cargo de ese tema, porque no nos permitió vender y aún no lo podemos pagar dado que tenemos dificultades con la venta del año pasado. Algunos vendieron su soja para cumplir con el pago y han perdido una cantidad de plata impresionante y en estos tiempos nadie se puede dar esos lujos”.

Por último el flamante presidente de Fedeco envió un mensaje a los funcionarios: “Tendremos que buscar soluciones rápidas, deberemos discutir no solamente con el gobierno nacional, sino también con el provincial. En Entre Ríos debemos pedirle a nuestros gobernantes que actúen en consecuencia, porque es la economía de nuestros productores y de nuestros pueblos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.