Nueces pecán: una alternativa agrícola de alta rentabilidad

0
150

Juan Pablo Burgarello, director de VIVERO ANJU, explicó que el cultivo de “Nogal Pecán” y su fruto se constituye hoy en una alternativa sumamente atractiva para los agricultores del centro norte de nuestro país. “Es un emprendimiento que nos llena de orgullo. No solo sirve para contar con ingresos seguros y constantes en el futuro, sino que además este cultivo de singular belleza nos permite dejar un legado de importancia a nuestros hijos y nietos, dado su largo ciclo de vida y su relevancia desde el punto de vista económico” acotó el productor.

En nuestro país hay muchas zonas agroclimáticamente muy aptas para este cultivo y hacia el futuro se proyectan muy buenas cotizaciones en dólares y según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) se espera que el precio de la nuez pecan crecerá entre 10% y 20% anual durante los próximos 2 años.

El “Nogal Pecán” (Carya Illinoensis) es un árbol que crece hasta una altura que varía entre los 15 y 20 metros de promedio en plantaciones comerciales, con una vida útil productiva que sobrepasa los 100 años, pero se han encontrado ejemplares que superaron los 3 siglos de vida. Se trata de un árbol originario de las zonas Sur y Este de los Estados Unidos que se ha desarrollado también en el Noreste de México y actualmente estos países son los grandes productores mundiales. EE.UU. produce más del 50% del total global y México cerca del 30% siendo otros productores Australia, Uruguay, Chile y Argentina.

En Argentina, los primeros nogales de pecan fueron traídos por el ex presidente Domingo F. Sarmiento en 1868, cuando regresaba a nuestro país, luego de finalizar su período de embajador en EEUU. Quizás ese sea el origen de muchos de los árboles más antiguos y aislados que se encuentran en Argentina. Actualmente en el país hay ejemplares y plantaciones en distintas zonas, con un mayor desarrollo comercial en las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe. Es cierto también que hay creciente interés de desarrollar este cultivo en provincias como Córdoba, Corrientes, Misiones, Chaco, Tucumán, y en algunas partes de Mendoza, San Juan, Catamarca, La Rioja y Salta.

Después de evaluar muchos proyectos en distintas provincias con el objetivo de invertir en alguna producción no tradicional, dice Burgarello, “nos decidimos por el cultivo del pecán por un conjunto de factores interrelacionados. Lo más importante para la sustentabilidad a largo plazo del proyecto es el hecho de que el cultivo del pecán es sumamente rentable, sobrepasando con creces a otros cultivos tradicionales como cereales y oleaginosas, forestación, yerba mate, tabaco y cítricos”.

El monto total de la inversión puede variar entre los 1500 y 2000 dólares por hectárea aproximadamente, según sea la densidad de plantación elegida. Burgarello comentó que “en nuestras plantaciones ya dieron frutos muchos árboles a los dos años y medio e incluso algunos pecanes plantados en julio del 2007 ya tienen hoy más de 400 nueces por planta que se van a cosechar entre abril y mayo del 2011. Es decir, el retorno de la inversión es muy rápido. De allí la importancia en la elección de las variedades a plantar, no olvidando que estos montes comerciales pueden durar en producción 100 años o más”.

El manejo de cultivo es sencillo y tiene bajo costo de mantenimiento. Los requerimientos de cuidados sanitarios y de manejo del cultivo son muy bajos, dada la gran rusticidad del árbol y su capacidad de adaptación a distintas condiciones agroclimáticas. Con los años solo se requerirá además del agua suficiente, podas periódicas para dirigir el crecimiento del árbol y algo de fertilización. Este cultivo puede ser desarrollado por grandes inversionistas en grandes superficies, así como también por familias en pequeños lotes.

Migrar desde cultivos tradicionales hacia la explotación del nogal pecan resulta también sencillo y de bajo costo, explicó el productor y remarcó que en la mayoría de los casos no hace falta laboreos previos de la tierra, por lo que el costo de la inversión inicial disminuye considerablemente.

“En nuestras plantaciones en Entre Ríos –zona cercana a Concordia- los árboles ya han dado sus primeros frutos a los dos años y medio. Esperamos que a los cinco años ya se alcancen unos 2 kilos por planta. Finalmente, a partir de los 15 años cuando el árbol alcance su máxima capacidad productiva, se puede llegar a cosechar alrededor de 3.500 a 4.000 kilos por hectárea por año. Teniendo en cuenta que actualmente la nuez se puede vender para acopiar o exportar entre 3.2 y 4.5 dólares el kilo, se entiende porque este cultivo está despertando tanto interés” acotó.

La nuez tiene hoy una elevada demanda, tanto del sector externo como interno, ya que ambas, afirmó el productor, están insatisfechas. Puede venderse directamente al acopiador o entregarse a confiterías, cadenas de supermercados e hipermercados, fábricas y dietéticas.

Comentó que “si se vende para exportar o a acopiadores con cascara a granel, su precio hoy es de entre 3,2 y 4,5 dólares el kilogramo, multiplicados por aproximadamente 3000 a 4500 kilogramos por hectárea de rendimiento potencial nos da una idea de la posible rentabilidad que tiene este cultivo. Si se comercializa en el mercado interno, se vende con cáscara o sin ella, por mitades –mariposas- o trozadas, recubiertas con chocolate, con manteca, azucaradas, solas o en combinación con otros productos, todas opciones que aumentarán en mucho el precio de venta de la producción, con lo que la rentabilidad aumenta sensiblemente”. Asegura que el cultivo del nogal pecan brinda un extenso abanico de opciones para el sector primario y el sector industrial: a) Es muy rico su sabor y desde el punto de vista médico, la nuez pecan es rica en vitaminas, es baja en colesterol, no contiene sales y da calorías. b) También se usa la madera de nogal para ebanistería, es semidura y noble. c) La cáscara se utiliza para elaborar productos para pulir, producir taninos para teñir, además de la cualidad ornamental del árbol mismo.

Burgarello expresó que “aunque es muy nueva esta producción en el país, estamos apostando fuertemente a la misma y hoy ya contamos con más de 60 hectáreas implantadas en la provincia de Entre Ríos y nuestro objetivo es pasar las 200 hectáreas en los próximos años. Actualmente trabajan allí 9 personas en forma permanente y algunas más lo hacen en forma temporaria. Como estamos tan convencidos de las posibilidades del emprendimiento hace tres años comenzamos con VIVERO ANJU, dedicado a la venta de variedades genéticamente mejoradas de nogales de pecan, certificadas en Estados Unidos, porque queremos que otros productores puedan iniciarse en este cultivo a partir de plantas de excelente calidad y sanidad. El mismo se encuentra inscripto en los organismos pertinentes (Instituto Nacional de Semillas, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios). Argentina cuenta con condiciones agroclimáticas excepcionales para este cultivo. En nuestro caso y como nota personal, puedo decirles que estamos muy entusiasmados con este proyecto y los invitamos a conocer nuestra plantación y el vivero”. Aquellos que estén interesados en recibir mayor información o comprar plantas de pecan, Burgarello expresó que los interesados pueden ingresar a www.viveroanju.com.ar; escribir a info@viveroanju.com.ar o comunicarse telefónicamente al número 03496-15461712.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here