“Nos encontramos con una realidad vergonzosa, con empleados en negro” afirmó Elina Ruda

0
3

Ruda Elina [1600x1200]Esta semana visitó el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, la subsecretaria de Innovación Social y Participación Ciudadana de la municipalidad de Crespo, Dra. Elina Ruda (ex concejal), quien en diálogo con El Observador, contó sobre los primeros 2 meses de gestión y detalló los proyectos que pretende implementar en su área, de la que dependen las direcciones de Cultura y Educación, Deportes, el Área de Prensa y Comunicación, Juventud y Turismo. No dudó en afirmar que con este nuevo organigrama “se optimizan más los recursos y con menos personas”, que atienden en las oficinas que la comuna tiene en 25 de Mayo y Sarmiento (contiguo al Correo Argentino).

– ¿Qué cosas cree que se deberían mejorar de Crespo?

– Políticamente es un gran error creer que uno llega y empieza la historia. Esto es algo que hablamos constantemente con nuestro equipo. Cuando uno tiene esa mirada, de empezar de cero, comete muchos errores, entonces lo primero que hicimos fue ver, ¿esto funciona?, ¿esto es interesante? Y ver qué impronta le damos nosotros y qué mirada tenemos respecto a ese tema. Y en función de eso vamos avanzando, no tomamos decisiones ni rápidas ni inconsultas, todo lo vamos construyendo, con el equipo y con la gente en primer lugar. ¿Qué es lo que se puede transformar? Cuando era concejal, lo que notaba es que había una desconexión entre las áreas y la manera en que se funcionaba, por eso lo primero que pensamos es lograr una gestión compartida, de espacios comunes, de áreas que aportan cada una desde su lugar. Percibíamos que había políticas culturales interesantes e innovadoras, de mucho crecimiento para la ciudad, pero en algunas circunstancias, desconectadas de lo social. No había interacción entre lo social y lo deportivo o entre lo deportivo y cultural, la de Juventud estaba casi desconectada por completo del resto de las áreas. Esta es una opinión, tal vez la gente no lo vive directamente, pero a la hora de gestionar, eso sí nos sale muy caro, porque son ideas sueltas que no se conectaban una con las otras y muchas veces, se superponían recursos humanos y económicos. Otro gran desafío, es hacer un gobierno abierto y lo más participativo posible…

– Durante el gobierno anterior, el radicalismo fue muy crítico de la falta de comunicación entre el Ejecutivo y el HCD, ¿cómo cree que será ahora…?

– No me lo imagino de otra forma que no sea todos juntos. Creo que los desajustes que tuvo la última gestión, es porque la cosa venía mal barajada de entrada. Nosotros somos un equipo de trabajo y que tuvimos un proceso de campaña muy bueno. Con algunos no nos conocíamos, pero pudimos encontrar la manera de trabajar de como si nos conociéramos de memoria. Hacemos las reuniones de gabinete, donde estamos todos, contamos lo que vamos haciendo, compartimos las distintas miradas, dificultades y la mayoría de las decisiones que tomamos, son en conjunto. Sabemos que son dos órganos diferentes, con ritmos distintos, el ámbito de gestión es mucho más acelerado, las cuestiones hay que resolverlas más rápido, en el HCD uno se toma más tiempo, indaga, averigua, pero lo bueno es que muchos de los concejales, están participando dentro del ámbito de la gestión y están empapados de lo que está pasando y eso es muy bueno.

– Ustedes cuestionaban que el Ejecutivo anterior no contestaba los pedidos de informes…

– Los pedidos de informes son políticas de transparencia y son una obligación de la gestión. Está estipulado el tiempo, la modalidad y la forma y es una responsabilidad de los funcionarios dar a conocer la información solicitada. Esto lo pensaba como oposición y lo sigo sosteniendo como gestión. También es muy cierto que algunas veces se utiliza el recurso de pedidos de informes como chicana política, como instalación de un tema. En cada momento, veremos cómo se genera la situación, no hemos tenido esas circunstancias ahora, pero van a surgir. Estoy convencida desde lo personal que hay que apuntar al diálogo, a generar la información de lo que se va haciendo. En ese marco, estamos en un proceso minucioso del armado de una página nueva del municipio, donde va a estar la situación patrimonial, los recursos y día a día, cómo se va ejecutando el presupuesto, información que institucionalmente estamos obligados a dar.

 

Relación con los vecinos

 

– ¿Cómo cree que tomó la gente las decisiones que fueron adoptando en estos primeros 2 meses?

– Está reaccionando de manera excelente. Los primeros días de febrero vimos a mucha gente pagando sus impuestos y diciendo “nosotros queremos colaborar”. El vecino tiene paciencia, porque sabe la forma en que asumimos. La parte difícil es entender que el municipio está desfinanciado y la deuda que se tiene, hay que afrontarla, sobre todo la parte más compleja es con los proveedores. Hemos avanzado mucho y propiciamos estas instancias de diálogo y de encontrarse con la gente, de abrir la puerta y decir “vengan, pasen y digan su situación”. Por supuesto que no podemos resolver en 40 días todos los problemas, hay prioridades, como el de los servicios.

– ¿Se abrirá una escuela de capacitación y oficios?

– Sí, será la Escuela de Formación para el Trabajo. Es algo nuevo que tenemos proyectado, que se ubicará donde está la Escuela de Música. La propuesta tiene un espectro amplio, que tiene que ver con capacitaciones para docentes, en jardinería y demás oficios…

– ¿Está definida la fecha de la próxima Fiesta de la Avicultura?

– Tenemos pendiente una reunión con la comisión y la estructura municipal va a estar enfocada hacia la fiesta y estaría bueno que la misma se haga todos los años (actualmente se hace cada 2). Es un evento que nos distingue y hay que cuidarla. Actualmente, tenemos dos fiestas provinciales y una nacional en la ciudad. Eso nos permite mostrar lo que somos como crespenses, está bueno no solo la cuestión productiva y económica de la ciudad, sino todo lo cultural, lo social, que es tan interesante…

 

Gobierno Provincial 

 

– Alguna opinión política sobre la marcha del gobierno provincial que dirige Gustavo Bordet… 

– Las circunstancias son difíciles para la gestión de Bordet, porque no pueden descargar en nadie la realidad que tiene la provincia y eso se derrama en todas las áreas. Es difícil venir con un montón de ideas que su equipo habrá pensado hacer y se encuentra con un montón de paredones y dificultades. Lo que rescato es que hay una actitud de diálogo, de convocar y compartir y él, con su impronta, está muy abierto al gobierno nacional. Lo que nos sirve es que a todos nos vaya bien y que todos puedan resolver las situaciones difíciles. Nuestra comunidad es distinta, paga sus impuestos, es tolerante, está dispuesta a hacer el sacrificio y nosotros vamos a salir. Al asumir en el municipio, la primer decisión que se tomó fue reducir en el 15% el salario de los funcionaros políticos y eso la gente lo ve…

 

Gobierno de Macri  

 

– ¿Qué opina de las primeras medidas del gobierno de Macri?

– Tengo que ser sincera, me va sorprendiendo para bien. Macri dijo en campaña que las cosas que están buenas hay que mejorarlas y en gestión lo está cumpliendo. Estoy esperanzada y vemos mucho compromiso para trabajar…

– ¿Le preocupa la inflación…?

– Sí, es la parte más difícil, la cuestión de encontrar un equilibrio para que no paguen “el pato” siempre los mismos, que es la gente menos pudiente. Creo que el gobierno nacional está bien encaminado y hay mucha más apertura, hay una mirada diferente y hay que darle tiempo. Hay que ser paciente y apostar a que vamos a salir entre todos. Ahora las elecciones se terminaron y me da cierta tristeza ver cómo hay tanta resistencia. Es un gran desafío encontrar los caminos de diálogo y mostrar resultados.

 

Participación Ciudadana

 

– ¿Cómo cree que se podría dar una mayor participación ciudadana?

– Como comunidad hemos tenido interesantes experiencias sobre la participación ciudadana. Hay muchísimas opciones para abrir el espacio para el diálogo, la conversación genuina, de sentarme a escuchar lo que el otro tiene para decir. Son procesos que no son tan difíciles, siempre y cuando se esté convencido de que cuando abrís el juego, el otro tiene algo para aportar. Cuando la mirada es autoritaria y cerrada, es muy difícil plantear la conversación desde lo verdadero. Nosotros en campaña tuvimos los encuentros ‘Diálogos por la ciudad’ y trabajamos hasta con gente que no era militante y que eran de otros partidos e incluso gente del peronismo. El diálogo tenía esa finalidad, de mostrar de manera concreta los diagnósticos de cómo estaba la ciudad y las propuestas que teníamos. Se pudieron llevar a cabo en una dinámica muy interesante, donde la gente se sintió a gusto y se pudo trabajar muy bien…

– La Subsecretaría que dirige tendrá una relación directa con las instituciones locales, ¿cómo se las convocará? 

– Algunos dirigentes ya han venido a nuestras oficinas. Son más de 100 las instituciones que hay en Crespo, si tomamos las organizaciones de manera de sentido amplio, que no tienen la formalidad de tener una cooperadora o la personería jurídica, pero cuentan con una gran inserción de trabajo dentro de la comunidad. Hay entidades vinculadas a lo artístico, a lo deportivo o a lo educativo o que atienden problemática sociales. Hay dificultades, porque no hay un registro actualizado de las organizaciones y eso es fundamental, para que todos sepan quiénes son y para que el municipio sepa con quiénes contamos a la hora de generar reuniones y políticas. Por eso, estamos haciendo un fichaje muy minucioso, donde tomamos el modelo del PECRE, que lo modernizamos en algunas cuestiones…

 

Despidos en el municipio

 

– En el FpV hay preocupación por la no renovación de contratos en la municipalidad… 

– Nos encontramos con una realidad vergonzosa, con casi 51 empleados que tenían el recibo de sueldo municipal y no recibían aportes, es decir, empleados “en negro”, que no eran contratos. Nos encontramos con personal que estaba en la nómina de personal, pero no tenía tareas asignadas, que acá y en la China se llaman “ñoquis”. De esos, había unos 10. No sabíamos qué función cumplían. Algunos viven en Crespo y otros no estoy segura. Estudiamos caso por caso, ver en qué área y qué función cumplían. Aclaramos que toda la planta permanente está intacta y lo que se hizo fue reordenar las funciones de trabajo de algunos empleados de la misma. Lo que estaría bueno es que (desde el FpV) expliquen porqué tenían esta modalidad de contratos “en negro”…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here