Norberto Rasch: “El 90% de las discapacidades podrían evitarse”

Rasch [1600x1200]Con la organización de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata de Crespo, se concretó días pasados en Crespo, una charla relacionada con la discapacidad. La misma estuvo a cargo del teólogo y psicólogo cordobés Norberto Rasch, quien en diálogo con El Observador explicó que estos encuentros “están orientados a la concientización” destacando que “en Argentina, hubo importantes avances en estos últimos tiempos en esta temática, pero siempre falta algo. Esto, no tiene que ver solamente con la sociedad argentina, sino con el ser humano en general, que cuando ve una problemática difícil, la tendencia es siempre a escapar. En mi caso, pertenezco a una red en Latinoamérica del Consejo Mundial de Iglesias y en cada una de las reuniones, me felicitan por las leyes que tenemos en Argentina sobre discapacidad, las cuales se están cumpliendo, pero siempre queda un ‘pero’. Comparado con otros países cercanos, estamos bien, solamente hay que pulir algunas cosas como el trato con las obras sociales y por cuestiones burocráticas que deberían agilizarse”.

El teólogo comentó su experiencia personal, explicando que “hace 22 años se accidentó mi hijo, a la salida del colegio, cuando un colectivo que iba en contramano, lo atropelló y le generó una discapacidad en cuanto a su movilidad. Este hecho, me cambió la vida totalmente. En ese momento estaba la alternativa de sucumbir en el lamento, en la desgracia y dar lástima o nos poníamos a trabajar en el tema, haciendo resiliencia (capacidad para superar circunstancias traumáticas) y vivir la realidad. Elegimos esta última opción y en estos 22 años, hemos aprendido mucho. En los talleres que dicto, trato de compartir lo que hemos recibido, pero también vamos aprendiendo cosas nuevas constantemente. El tema de la discapacidad no está dentro de las prioridades, hasta que tenés un ejemplo cercano”.

– ¿Y cuál es el rol de la Iglesia…?

– En la Iglesia hace años llevamos adelante la Pastoral para la Discapacidad, de la cual estoy a cargo. Las estadísticas a nivel mundial marcan que el 25% de la población tiene una relación directa con la discapacidad, por algún hijo, hermano, padre u otro familiar. En el encuentro que tuvimos en Crespo, hicimos un repaso de los motivos que llevan a una discapacidad y podemos afirmar que el 90% podríamos evitarlas. Hay un mínimo que son de origen genético, donde a su vez se puede realizar una división, entre aquellos casos que antiguamente decíamos que la heredó y están los de origen genético por alteración. Entre los motivos principales de ese 90%, están los que son por la accidentología. Por cada muerto que hay en la ruta, quedan 4 con alguna discapacidad…

– Dentro de las familias, la gran pregunta es qué pasará con la persona discapacitada, cuando no estén más sus padres. ¿Lo abordan en los encuentros? 

– Es un tema que siempre está en el debate. Antiguamente, había muchas discapacidades que generaban otras situaciones de salud, por lo que la vida de ellos era más limitada. Actualmente, con el avance en salud, tenemos una hermosa sobrevida de las personas con discapacidad. En nuestro caso, mi hijo tiene 37 años y yo 66. Por más que gozo de buena salud, el problema es qué pasará después y cómo ensamblar todas esas situaciones. Estoy seguro que cualquier hermano se haría cargo, pero es difícil… En algunas partes de Europa tienen solucionadas esas situaciones con los hogares creados para tal fin, pero particularmente no me gusta esa idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.