“No puedo entender cómo ese lugar sigue abierto” dijo el papá del joven fallecido en “La Olla” del Ander Egg

0
3660

La reciente muerte de Walter Burgos en “La Olla del Salto Ander Egg”, ubicado a pocos kilómetros de esta ciudad, volvió a poner en escena a este emblemático lugar, que lamentablemente se ha cobrado numerosas víctimas en las últimas décadas. El joven, oriundo de Las Heras (Santa Cruz), estaba radicado en Libertador San Martín, donde estudiaba el nivel universitario y había llegado al “Ander Egg”, sin conocerlo previamente, junto a un grupo de compañeros. En un momento determinado, mientras se bañaba en esas peligrosas aguas, desapareció de la superficie, siendo encontrado su cuerpo, 48 horas después.   

Celso Burgos, papá del joven fallecido, en comunicación con El Observador, agradeció “a las personas que colaboraron en la búsqueda de mi hijo” y remarcó que “no puedo entender cómo sigue ese lugar abierto, esperando a otra víctima. Mi hijo quería ser profesor de Música en la Universidad Adventista del Plata, donde estaba estudiando. Con mi esposa estamos destrozados. Pero necesitamos que alguien o a quien le corresponda, tomé cartas en el asunto. No puede ser que se lleve tantos fallecimientos y nadie haga nada. Les pido por favor que su muerte no sea en vano. Ayúdennos a difundirlo y que Dios los bendiga a todos” afirmó muy consternado el padre, quien dejó en claro que su hijo desconocía de ese lugar y del peligro del mismo.

Cabe recordar que a raíz de numerosas muertes anteriores, en diciembre de 2012, familiares y amigos de Martín Leonel García, fallecido también en ese lugar, organizaron la instalación de cruces alrededor de “La Olla”, lo que se concretó a modo de recuerdo de las víctimas y también de concientización para quienes visitaran el lugar, estén advertidos del riesgo que ese lugar tiene. “Tal vez los que van, al ver las cruces con los nombres de las personas que han fallecido, por ahí ya no tengan ganas de saltar. Sabemos que concurren muchos chicos de Libertador, Crespo, Diamante y otros lugares cercanos, pero muchos no tienen idea de que ese lugar se ha llevado tantas vidas” había dicho en ese momento un familiar.

Es de destacar que ese lugar es propiedad privada y lógicamente no está autorizado bañarse en “La Olla”, un espejo de aguas muy profundas que lamentablemente se ha cobrado decenas de víctimas en su historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here