Montiel: “Benedetti no tiene el mínimo de ética que requiere la vida partidaria”

3
3

El ex gobernador radical Sergio Montiel se mostró a favor de la decisión del candidato presidencial Ernesto Sanz de bajarse de la interna del 30 de abril y remarcó que también le brinda al radicalismo provincial la oportunidad de rediscutir sus candidatos para todos los cargos.

Así, entiende el ex mandatario, los radicales podrán buscar un candidato a gobernador que tenga “el mínimo de ética que se requiere en la vida partidaria”, requisito que a su entender no cumple Atilio Benedetti.

“Evidentemente no es fácil rectificarse. No cualquiera lo hace”, señala Montiel cuando le preguntaron por la decisión de Sanz de no participar de la interna del 30 de abril. “Sanz salió a decir que no había un ambiente propicio como habían creído y que le pareció lo más prudente y lógico volver a la ley nacional y hacer la elección el 14 de agosto. Yo rescato la actitud de un hombre que está en esas posiciones y que sin embargo se rectifica públicamente. No cualquiera dice ‘nosotros pensamos que esto era blanco, pero no es blanco’”, indicó Montiel.

Y para que no queden dudas, añadió: “No es que haya habido un error, ha habido una apreciación política que no funcionó. No cualquiera lo hace, y por eso rescato lo de Sanz que tiene la valentía de decir: ‘esto no funciona, vamos a hacerlo de otra manera’”.

Tras ello, el ex mandatario provincial se mostró a favor del mecanismo de internas partidarias obligatorias para todos los ciudadanos. “Como es una elección obligatoria, con lo cual estoy totalmente de acuerdo, va a permitir una expresión, dentro del esquema del radicalismo, como para que el partido pueda ofrecer después a la sociedad al candidato que tenga mayor respaldo”, explicó.

“Me parece que es saludable para el radicalismo y para todos. Hay una gran expectativa con las candidaturas presidenciales. Yo personalmente no creo que resuelvan todo, pero son realmente importantes”, abundó.

“Yo he tenido una participación indirecta en todo esto”, aclaró Montiel. Sin embargo, reconoció que no había un clima de participación favorable para la interna prevista para el 30 de abril, cuando el radicalismo tenía previsto definir a su candidato presidencial.

“Se han hecho reuniones que no alcanzaron a tener una respuesta positiva. No lo digo en el sentido de que la gente esté en otra posición política, sino en el sentido de que la gente no se involucra, no va, no participa, o solamente mira. No era fácil, los tiempos se venían arriba, y había problemas con los padrones. La gente nuestra no conseguía los padrones en ninguna parte, y empezaron las acusaciones”, describió.

Acerca de esos cruces, que se hicieron muy visibles a nivel nacional entre los sectores de Sanz y de Ricardo Alfonsín, se cuidó de emitir opinión: “No digo que sea cierto o no, pero esto da lugar a una serie de choques que no sirven para nada. Sólo provoca una pelea que debiera ser obviada, porque técnicamente están todos los elementos para que todos tengan los padrones. Pero fíjese que incluso la Justicia Electoral Nacional está reclamándole al gobierno porque faltan elementos para la próxima elección, si uno lo reduce al ámbito del partido, pasa lo mismo… Y todo esto perturba, no ayuda al proceso”.

Pese a todo, para Montiel, lo de Sanz en la provincia “funcionó muy bien. Se creó una comisión promotora provincial, después de crearse las promotoras departamentales, que está sin medios prácticamente porque ayudamos todos para encontrar las soluciones prácticas. Acá no hay dinero, pero andamos pidiendo colaboración. Es un esfuerzo, pero la gente está respondiendo bien”.

La expectativa de Montiel, más allá de esta explicación, parece tener otro anclaje, más cercano. Montiel cree que llevar la elección de candidato presidencial a agosto “va a obligar a que se replanteen todas las candidaturas, de gobernador para abajo, que en las provincias pueden estar existiendo. Porque se va a tener que votar por todo, entonces va a haber un reacomodamiento”, explicó. Ese proceso, para los radicales entrerrianos, será muy importante, porque “deberán clarificarse las posturas de todos los candidatos”.

En ese sentido, Montiel no anduvo con vueltas para explicar su disconformidad con la postulación del ex intendente de Larroque y actual diputado nacional Atilio Benedetti.

“No estoy conforme con que un candidato aparezca beneficiado por un crédito dado por la Presidenta de la República, en una utilización de dinero que los radicales votaron en contra en la Cámara de Diputados, y luego se le entrega (a Benedetti) como un acto propio de la autoridad presidencial. Creo que eso conlleva una actitud política de compra o de venta”, disparó el ex gobernador.

Luego sostuvo que esa situación perjudica a los radicales. “Esto me parece que no nos beneficia, no nos beneficia a nosotros ni a la salud de la democracia. Es un pésimo procedimiento”, aseguró.

Para Montiel, tal situación es determinante. “No es posible que quien tenga estos beneficios salga después como un candidato importante para las elecciones, porque en el fondo no nos representa, porque no tiene el mínimo de ética que se requiere en la vida partidaria”, sentenció.

“Hay una cantidad de lugares donde se hacen fuertes cuestionamientos, aunque muchos no salgan a la calle. Hay una fuerte presión de mucha gente, pidiendo que se clarifiquen todas estas cosas. Esto que dije es mi opinión, pero también me animo a decir que es la opinión generalizada en el radicalismo”, añadió.

“Hay mucha gente que quiere saber realmente cómo es todo esto, que se explique, que nos digan cómo es la situación. Gente que no está dispuesta a que autocandidatos aparezcan después en estas condiciones”, insistió.

La “prudente decisión” de Sanz de esperar a la interna de agosto tendrá su efecto en Entre Ríos, según asegura Montiel. Será el tiempo de discutir nuevas candidaturas y así permitir que, eventualmente, los radicales entrerrianos tengan más de una opción en el cuarto oscuro, cuando voten en las internas de agosto.

“Creo que el partido tiene que adoptar otra actitud. Tiene que analizar quiénes son los hombres y mujeres del partido y buscar entre ellos, quiénes son los que mejor lo representan”, indicó el ex mandatario al criticar las autopostulaciones de algunos.

En diálogo con UNO, “Debe tratar de hacer al revés la selección partidaria. No decir: ‘Fulano de Tal quiere ser candidato’, y después opinar si ese fulano me gusta o no. Al contrario, hay que ver si encontramos alguien que nos satisfaga. Tal vez ese alguien que no esté aspirando a un cargo, pero representa lo que somos. Sería muy saludable para el radicalismo y para la democracia en general que se hiciera este procedimiento”, insistió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here